Cocinar al vapor ¡Todos sus beneficios!

Los expertos aseguran que hornear, hervir o cocinar al vapor los alimentos es mucho más sano y nutritivo que freírlos, aportando menos calorías al organismo.

Cocinar al vapor los alimentos es una sana costumbre muy arraigada en muchos países, especialmente en el continente asiático, donde un importante número de platos son cocinados siguiendo esta técnica. Seguro que te sorprenderías por la sencillez de la técnica y el sabor final que adquieren muchos de los platos, desde verduras a pescado, ya que, la cocina al vapor retiene todo la textura y el sabor de los ingredientes intactos.

¿Qué se consigue al cocinar al vapor?

Teniendo en cuenta que el líquido prácticamente nunca toca la comida, es menos probable que los alimentos se sobrecalienten, se pasen o absorban demasiada agua.

A diferencia que al hervir, los alimentos cocinados al vapor no absorben los componentes del agua, dejando el color y sabor de la comida intactos. Esto hace que cocinar al vapor sea una técnica muy saludable y sin nada de grasa.

Los mejores alimentos para cocinar al vapor

Cocinar al vapor es ideal para aquellos alimentos que deben tener un acabado esponjoso o suave en vez de tostado. Este es especialmente el caso de algunos pescados, carne blanca y prácticamente todas las verduras, con algunas excepciones como champiñones.

Utensilios para cocinar al vapor

Para cocinar al vapor, sólo necesitará una sartén más bien profunda con tapa y una rejilla para separar el agua (que se pondrá en el fondo de la sartén) de los alimentos colocados sobre la rejilla. Esta sartén puede encontrarla en cualquier gran superficie dedicada a productos de cocina. Si la tapa de la sartén no cierra bien, puede utilizar papel de plata para asegurarse que el vapor no se sale.

Algunos alimentos, como el salmón o la merluza, necesitan permanecer en una superficie plana. Para ello puede adquirir un utensilio hecho con bambú y que se utiliza para cocinar al vapor, el cual podrá encontrar en tiendas especializadas, mercados orientales o en alguna plataforma en internet.

Como precaución, al cocinar al vapor es recomendable que recuerde no tocar la sartén sin manoplas y apartarse un poco al abrir la tapa de la sartén para evitar quemarse con el vapor.

Líquido para cocinar al vapor

Para cocinar al vapor se puede utilizar cualquier líquido translúcido como agua, vino, zumo o cerveza. Evite utilizar líquidos como leche, crema líquida o salsas que se quemarán. La cantidad de líquido a añadir debe siempre estar por debajo de la rejilla donde se colocarán los alimentos, ya que, si el agua llega a la comida, ésta se hervirá y se pasará. El agua, tarde o temprano se evaporará durante la cocción.

Para alimentos que necesiten más de 15 o 20 minutos de cocción deberá revisar el nivel del agua de vez en cuando para asegurarse que no se seca en su totalidad. Si esto ocurriera, añada más líquido sin verterlo sobre la comida.

Añadir sabor a la comida

La comida cocinada al vapor no adquiere el mismo sabor de algunos alimentos hechos a la parrilla y, por ello, si desea darle un poco más de sabor a su plato, puede añadir especias al líquido utilizado para hervir o acompañar los alimentos con una sabrosa salsa, como una salsa blanca o de queso para los vegetales o una salsa a base de aceite de oliva y perejil para el pescado.

Autor: Miriam Brandom

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *