Cocina Sana: Pollo con Espinacas y Mozzarella

Seguro que este plato a base de pollo y espinacas le seducirá no sólo por su riquísimo sabor sino por ser un plato sencillo y rápido de preparar, el cual estará listo en menos de media hora.

Si es usted una amante de la comida sana y no tiene tiempo para preparar platos complejos, quizás debería probar esta receta. El pollo con espinacas y mozzarella es ideal como almuerzo o cena ligera, aunque también puede convertirse fácilmente en un plato más completo y sabroso.

Ingredientes:

  • 500 gramos de pechuga de pollo
  • 300 gramos de espinacas frescas
  • 200 gramos de queso mozzarella
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada pequeña de vinagre balsámico
  • 3 cucharadas pequeñas de aceite de oliva
  • 1 pizca de chile triturado
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 pizca de romero
  • 1 pizca de orégano

Método de Preparación:

  1. Lave las espinacas y separe sus hojas.
  2. Corte los ajos en trocitos muy pequeños.
  3. Aliñe la pechuga de pollo con en el aceite de oliva y el vinagre balsámico. Añada un poco de chile, sal, pimienta, romero y los trocitos de ajo.
  4. Ponga un poco de aceite de oliva y el resto del ajo en una sartén pequeña y fríalos.
  5. Cuando el ajo esté dorado, añada un poco más de romero y chile y una pizca de orégano.
  6. Ponga la espinaca fresca en la sartén y fríala a temperatura media de 5 a 8 minutos con un tercio de una taza de agua.
  7. A continuación, escurra un poco las espinacas y añádales un poco de sal y pimienta.
  8. Aparte las espinacas en un plato y fría la pechuga de pollo con un poco de aceite durante unos 4 ò 5 minutos hasta que adquiera un color dorado.
  9. Con las pechugas todavía en la sartén, añada las espinacas encima de las pechugas y el queso mozzarella en tiras sobre las espinacas.
  10. Tape la sartén para que el queso se derrita.
  11. Sirva las pechugas añadiéndole un poco de aceite de oliva o el zumo de un limón (opcional).

Si desea diferentes combinaciones del mismo plato, pruebe a acompañar las pechugas con ensalada, arroz, patatas o verduras.

Autor: Miriam Brandom

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *