Así ha sido Burning Man 2017

El festival de la extravagancia por excelencia hoy ha llegado a su fin. Burning Man, traducido «hombre en llamas» es un festival que se celebra cada año en la ciudad-desierto de Black Rock,Nevada,Estados Unidos.

El nombre Burning Man viene del objetivo final del festival: los amantes de la pirotecnia se encargan de quemar todas las infraestructuras que los propios asistentes y colaboradores han creado para el encuentro. En resumen, todo acaba ardiendo. -menos los dj’s que se encargan de ponerle música al festival, esos no arden-.

La edición 2017 dio comienzo el pasado 27 de Agosto y ha finaliza hoy, 4 de Septiembre. Burning Man se ha convertido en un oasis en medio del desierto para casi setenta mil personas. Los organizadores, colaboradores y asistentes definen a este festival como una comunidad de libertad, donde se fomenta la cultura y la creatividad.

«Burning Man no es su fiesta habitual. Es una vibrante metrópolis participativa creada por sus ciudadanos.» Los asistentes tienen la libertad de ir vestidos como quieran -incluso hay gente desnuda por el desierto- mientras cumplan con la temática hippie-apocalíptica que caracteriza al festival. La edición de este 2017 ha sido llamada «Radical Ritual».

«Una vez al año, decenas de miles de personas se reúnen en el desierto Black Rock de Nevada para crear Black Rock City, una metrópoli temporal dedicada a la comunidad, el arte, la autoexpresión y la autosuficiencia. En este encuentro de creatividad, todos son bienvenidos.» define la página web del festival.

Burning Man es famoso por la cantidad de personalidades importantes que se concentran en el desierto estos días para celebrar el arte y la cultura alternativa. Celebridades como Paris Hilton, Diplo o Miley Cyrus no han querido perderse el festival. Pero, además, cada año se reúnen en este desierto importantes propietarios de empresas multimillonarias que buscan vivir una experiencia diferente.

La forma del festival es la misma cada año, un semicírculo en medio del desierto al que los «burners» -los asistentes- llegan cada año en jet privados o coches personalizados. Todo esto cobra sentido cuando las entradas no bajan de un precio de tres cifras llegando incluso hasta de cuatro. Burning Man es más selecto de lo que parece.

Tambíen varias Instagramers del continente Americano se han reunido para disfrutar del Burning Man y de los fotones que han compartido en su cuenta para darnos envidia. Realmente la ciudad-desierto de Nevada que parece sacada de un mundo surrealista es el escenario perfecto para sacar fotografías inolvidables.

En resumen, así ha sido otra edición mas del festival de la tecnología, la creatividad y la extravagancia: Burning Man 2017, y para variar no ha estado exento de polémica.

Imágenes: Instagram, Forbes, DailyMail

Autor: Deniz Toren

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *