Aromaterapia: Alivio a solas o en compañía

La aromaterapia es un arte milenario que tiene la capacidad de balancear las emociones,aliviar el cuerpo y renovar las sensaciones a través de aceites esenciales que ofrecen alivio y placer de diferentes maneras.

Algunos métodos para encontrar alivio a tus males parecen descubrimientos recientes ya que es en el presente cuando se usan . En realidad se re-descubrieron; aunque sus orígenes se remontan a antiguas culturas y es en la actualidad cuando se han vuelto a difundir. Este es el caso de la aromaterapia.

Este arte milenario tiene la capacidad de balancear las emociones, aliviar el cuerpo y renovar las sensaciones a través de esencias de plantas fragantes y sus aceites esenciales.
Estos aceites son la fuerza vital de las esencias de ciertas plantas aromáticas; esencias que se capturan por destilación del vapor o por el contrario exponiéndolos a temperaturas muy bajas.

A través de estos métodos se logran conservar los contenidos requeridos de las plantas que trabajan como una totalidad ayudando al cuerpo y a sus propios mecanismos de defensa sin provocar efectos colaterales ni una innecesaria acumulación de toxinas.

Cada aceite tiene su propia vibración y esto determina que cada uno tenga acción y su propia fuerza curativa.

Para cada enfermedad la naturaleza tiene una cura; o al menos un alivio.

– PERFUMES: Los aceites esenciales son una alternativa perfecta para sintetizar fragancias. Son puros y naturales y por lo tanto puedes aplicarlos directamente sobre la piel obteniendo beneficios terapéuticos a través de su aroma.
– COMPRESAS: Las utilizarás para aplicar localmente en aquel lugar que te duela, tengas una inflamación o eczema.
– MASAJES: Puedes recibir lo mejor de un tratamiento de aromaterapia agregando aceites esenciales a tu aceite de masajes. En principio su efecto no difiere sustancialmente del que pueda ejercer sobre tu malestar el perfume aunque si se potencia por acción de la circulación del aceite en todo tu cuerpo, de la mayor absorción y de su inhalación.
– BAÑOS DE INMERSIÓN: este tal vez sea uno de los modos más deleitantes. Basta con agregar 10 gotas de la esencia que te asignen y agitar el agua; buena temperatura y una iluminación suave.

– DIFUSORES: Con este método puedes vaporizar y dispersar los aceites directamente en el aire logrando 3 efectos al mismo tiempo: suprimes olores desagradables, eliminas bacterias y promueves un estado general de armonía creando estados de ánimo en tu casa.
– QUEMADORES: Obtendrás un efecto semejante al de los difusores agregando 2 o 3 gotas de la esencia elegida a l recipiente donde ya habrás puesto agua según su capacidad. Para complementar y no mezclar los olores puedes utilizar velas inodoras o acordes a la esencia utilizada.

La lista de aceites esenciales así como los efectos que se pueden obtener es muy importante pero también existen fórmulas de aromaterapia que potencian inmediatamente su acción reparadora y armonizante.

Las fórmulas “mágicas”

Combatir la irritabilidad:
– 10 gotas de aceite de jojoba
– 4 gotas de lavanda
– 3 gotas de camomilla
– 3 gotas de salvia
– 2 gotas de frankincense (una variedad de incienso que se vende con ese mismo nombre en las herboristerías y tiendas naturistas)
– Mezclas todos los componentes y lo utilizas como difusor.

Baño calmante de la tensión nerviosa

– 5 gotas de aceite de camomilla
– 4 gotas de salvia
– 2 gotas de vetiver
– 2 gotas de peppermint
– Pon los componentes en una botella rotulada y oscura, mezclas todo y agregas 10 gotas a tu baño de inmersión para relajarte maravillosamente.

Mezcla afrodisíaca

– 10 gotas de aceite de jojoba
– 6 gotas de aceite de sándalo
– 6 gotas de aceite de Ylang Ylang
– 5 gotas de aceite de jazmín
– 4 gotas de aceite de rosas
– 3 gotas de aceite patchouli
– 2 gotas de vetiver
– Guardas la mezcla en una botella de cristal oscura. Puedes utilizar esta fórmula como difusor, perfume o poner unas gotas en tu baño de inmersión.
Fórmula para aliviar el estrés

– En una botella con vaporizador pones agua y luego vas agregando cada uno de los siguientes aceites esenciales.
– 10 gotas de lavanda
– 10 gotas de peppermint
– 5 gotas de eucaliptos
– Espárcelo en la habitación con el vaporizador y si así lo quieres échate unas gotitas.

Jaqueca y alivio de la jaqueca por acción de la sinusitis

– 17 gotas de peppermint
– 10 gotas de eucaliptos
– 3 gotas de limón

Darse cuenta -tomar conciencia de situaciones-

– Flores de camomilla
– Hojas de salvia
– Flores de lavanda (Si no consigues alguno o ninguno de estos elementos, reemplázalos por 10 gotas de cada uno – obtendrás el mismo buen efecto)
– 5 gotas más de aceite de lavanda
– 5 gotas más de aceite de camomilla
– 3 gotas más de aceite de salvia
– Mézclalo, guárdalo en un recipiente cerrado y luego lo pones a en un quemador para que se vaya esparciendo más sutilmente en la habitación donde te prodigarás tranquilidad.

Efecto de algunos aceites esenciales de forma individual

Albaricoque: Envejecimiento prematuro de la piel. Sequedad. Inflamación

Bergamota: Fiebre. Acné. Estrés. Antidepresivo.

Camomilla: Insomnio. Bactericida. Desinfectante. Depresión. Dermatistis. Eczema. Tensión nerviosa. Acné

Citronella: insecticida, desodorante, estimulante.

Ciprés: tos, gripe, problemas menopáusicos, constipados, hemorroides.

Eucaliptos: analgésico, desodorante, bronquitis, sinusitis, infecciones de la piel, dolores reumáticos, antiinflamatorio.

Frankincense: problemas respiratorios, bronquitis, constipados, estrés, tensión nerviosa.

Geranio: sedativo, tonificante de la piel, astringente, relajante, humectante.

Jazmín: depresión. Dolores menstruales. Ansiedad, relajante.

Jojoba: psoriasis, eczemas, cuidado del cabello.

Lavanda: antidepresivo, sedante, insomnio, jaqueca, reuma, artritis.

Limón: infecciones, jaquecas, fiebre.

Mandarina: nervios. Insomnio. Ansiedad.

Patchouli: Antidepresivo. Afrodisíaco. Ansiedad. Acné. Eczemas. Inflamaciones de la piel.

Pino: Fatiga. Infecciones. Reumatismo. Gripe. Dolores musculares.

Pomelo: Migraña-antidepresivo.

Rosa: depresión, afrodisíaco, sedativo, jaqueca, insomnio, cuidado de la piel, relajante.

Salvia: Asma, bronquitis, baja tensión sanguínea, reuma, artritis, reuma, infecciones, bactericida.

Sándalo: Afrodisíaco, fatiga, impotencia, acné, problemas menstruales, infecciones en la piel, hongos, sedativo.

Vetiver: Calmante, ansiedad, insomnio, relajante muscular (mio-relajante).

Ylang-Ylang: Sedante, ansiedad.

La aromaterapia es una parte integral del tratamiento preventivo para balancear la mente, el cuerpo y las emociones.
Colabora con tu bienestar, alivia el estrés y ayuda al rejuvenecimiento y regulación de tus emociones.
Para su práctica deberás usar sustancias naturales, esencias usualmente referidas a aceites etéreos y esenciales que promueven y realzan la salud y el bienestar físico y emocional.
Utilízalas del mejor modo para ti, con difusores, quemadores, en tu baño o como tu perfume personal para cada situación, como siempre la búsqueda es tuya y los buenos resultados para ti

Mariana Fiksler
Psicóloga
www.padresehijos.miarroba.com
www.hijosypadres.net

Autor: Mariana Fiksler

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. te nombraré las mejores esencias,las afrodisíacas,puedes usarlas para el masaje en si mismo o usa sólo aceite de almendras para el masaje y pon los siguientes aceites esenciales en un quemador;también puedes utilizar inciensos de estas mismas esencias.Jazmín, azahar; sándalo.Evita usar los aceites esenciales dirctamente sobre la piel,puedes usar el aceite de almendras y agregarle sólo una o dos gotas de uno de esos aceites esneciales..

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *