Antes del atardecer: las oportunidades perdidas

Richard Linklater está hiperactivo últimamente. Ha terminado de rodar A scanner darkly, adaptación de una novela de Philip K. Dick, y ya tiene en cartera dos nuevos proyectos.

Acaba de estrenar en España Antes del atardecer, que, tras el divertimento de Escuela de rock (2003), supone el regreso del director a su cine más personal. Los familiarizados con la obra de Linklater advertirán rápidamente que Antes del atardecer no es otra cosa que el reencuentro de Jesse (Ethan Hawke) y Celine (Julie Delpy) tras la inolvidable noche en Viena de Antes del amanecer (Richard Linklater, 1995).

La cita que aquellos jóvenes, cegados por la llama que prendió esa noche, fijaron para seis meses después en la misma Viena acaba teniendo lugar en Paris, gracias a un cúmulo de casualidades, al cabo de nueve años. Ahora ya son adultos en toda regla: él está casado; ella no, pero también tiene algo parecido a una pareja. Sin embargo, ese tono distendido inicial de la conversación, esa sana y despreocupada curiosidad por saber del otro pronto se va tornando en la amarga constatación de una oportunidad perdida. Viena se erige con el paso de los minutos en la ciudad perdida, metáfora de todo aquello que dejaron escapar.

Linklater, el que fue punta de lanza del nuevo cine indie norteamericano de los 90, se revela de nuevo como un espléndido dialoguista. Y un cineasta de riesgo, pues Antes del atardecer es una larga conversación de 80 minutos por las calles de París, que puede sobrecargar a los teóricos del desamor y desesperar a más de un espectador a la espera de que “pasen cosas”. Es simplemente un diálogo, palabras sobre pornolar pornoizle amsik palabras a gran velocidad, pero a la vez es mucho más que eso: porque esas palabras no paran de construir escenarios de pasados deseables, futuros improbables y presentes que no gustan demasiado. Ethan Hawke sigue teniendo la misma cara de perdido y Julie Delpy está más bella, si cabe, que en Viena. De París, ciudad bella a la par que muy sucia, el director de fotografía logra sacar las estampas justas para no afear la pantalla.

Ver frustrado el sueño del amor –que, al final, solo existe como sueño- es algo por lo que cuesta pasar, y quizá el conflicto entre personas que más arte ha motivado. Sin atrevimientos narrativos, más allá de lo atrevida que ya pueda ser la propuesta, y sin excusas estéticas que valgan, lo que queda es la experiencia, el viaje de los reencontrados. Esto es Antes del atardecer, otra sencilla historia sobre lo que pudo ser y no fue. Y que, a lo mejor, será.

Autor: Toni Junyent

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/actualidad`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler(' <!DOCTYPE...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includ in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367