Albarracín ¡¡De escapada! a sus huellas árabicas!

Para los amantes de los entornos rurales, Albarracín supone un pequeño paraíso, este pueblo perteneciente a Teruel y con una población de apenas 1,100 habitantes, está construido en la falda de una montaña y se encuentra rodeado casi en su totalidad por el río Guadalaviar, al norte se encuentra la sierra que comparte su mismo nombre y al sur limita con los montes Urales.

Uno de los atractivos Porno porno izle hd Porno Sex izle porno

del pueblo son sus  pinturas rupestres pertenecientes a la edad de Hierro en que la localidad era habitada por una tribu celta. Con la invasión árabe en España, Albarracín se convirtió en una taifa berebere y es aquí el inicio de la construcción de la importante riqueza arquitectónica que posee, la que está propuesta como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Debido a su historia, es muy recomendable visitar el municipio acompañado de un guía que conozca la historia y que nos adentre en las más recónditas y estrechas calles adoquinadas pasando por casas pertenecientes a nobles, templos religiosos árabes y católicos, el palacio episcopal o la curiosa catedral hacen ver que a pesar de su despoblación en la actualidad, durante mucho tiempo Albarracín fue importante ciudad de la edad media. Desde el mirador se puede divisar las distintas estructuras y construcciones y admirar la belleza del legado que nos dejaron los árabes.

Las murallas de la ciudad realizan en el pueblo un dibujo de una bonita silueta para estampar, esta ha sufrido varias remodelaciones y restauraciones para dejarla impecable a la visión del turista. Existe un muro más pequeño proveniente de la cultura arábica y uno más imponente y que extiende mayor proporción de población que data después de la reconquista española.

Entre los lugares más importantes del municipio y los que un viajero no se puede perder se encuentran el parque cultural de Albarracín, la casa de la Brigadiera, el barrio de los molinos, el museo de las máquinas de asedio y el portal del agua para concluir una visita con la historia y con nuestros antepasados.

Imagen: viajerosonline.eu.

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *