5 datos de las torrijas y una receta que desconocías

 

Torrijas: 5 datos que desconocías y una receta secreta

 

No hay producto más entrañable e integrado en la cultura ibérica que las torrijas, el dulce de la Semana Santa.

Pero, ¿a qué se debe su invento y su sempiterna asociación con la Pascua?

 

Montes de Galicia, el mejor restaurante gallego de Madrid, te cuenta cinco curiosidades acerca de este modesto pero riquísimo plato y te presenta la receta de sus sofisticadas “Torrijas al Baileys”.

Para que sorprendas con ellas en casa o te concedas el día libre y vayas a probar las de su carta. 

 

 

Torrija de Baileys con helado de galleta.

  • Se vincula su origen a un invento de los romanos.

No sólo les debemos las carreteras y los acueductos, de ellos heredamos el gusto por pegarnos un buen festín.

 

  • Durante siglos, fueron alimento de pobres. 

Un producto barato que ayudaba a recargar fuerzas mediante dos alimentos básicos (pan y leche).

Al ser tan saciante y calórico, comenzó a consumirse en la Cuaresma para compensar los períodos de abstinencia que pautaba la tradición religiosa.

 

 

 

 

  • Algunos fijan su origen por un motivo completamente distinto.

Que comenzaron a prepararse para aliviar el dolor de las madres al dar a luz y favorecer su recuperación.

 

  • A principios del siglo XX, perdieron parte de su vinculación religiosa.

Empezaron a ser habituales en las tabernas madrileñas, acompañadas por una copita de vino ¡que no sólo de pan vive el hombre, ni la mujer!

 

  • Otros países tienen su versión particular de la torrija.

El pain perdu francés, las rabanadas portuguesas o las french toast de los americanos.

 

Es que un prodigio gastronómico tan asequible, nutritivo, sano y delicioso… tenía que cruzar fronteras.

 

Receta de Torrija de Baileys con helado de galleta

Ingredientes: 

  • 1 rodaja de pan (un poquito dura y con miga densa)
  • 1 huevo pequeño
  • Medio vaso de leche
  • 1 cucharada y media sopera de Bayleis
  • 1 cucharada sopera de crema de orujo
  • Una cucharadita de canela
  • 25 gramos de azúcar moreno
  • Aceite para freír
  • Helado de galleta

 

 

Pasos a seguir: 

  • Mezclar la leche, el Bayleis, la crema de orujo y la canela para hacer la infusión.

Hervir durante unos 10 minutos (es al gusto del cocinero añadirle en este paso un poquito de azúcar o no).

  • Una vez hervidos los ingredientes y realizada la infusión colocarla en un plato hondo.

A continuación, introducir la rodaja de pan un total de 40 minutos, 20 minutos por un lado, 20 minutos por el otro.

  • Pasados los 40 minutos, y una vez que el pan está empapado e impregnado de sabor, sacarlo y rebozarlo con el huevo batido.

 

  • A continuación, freír la torrija con aceite caliente.

Una vez que esté doradita por un lado, darle la vuelta para que se dore por el otro.

  • Añadir el azúcar moreno.
  • Presentar con el helado de galleta. 

 

 

 

 

Imágenes: Montes de Galicia, Pinterest

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *