Sara Duarte: “Para alcanzar el éxito hay que aprender del pasado, ser consciente del presente y construir el futuro.»

A lo largo de su trayectoria profesional ha sido dietista, comunicadora audiovisual, y finalmente coach. Sara Duarte, especialista en coaching ha recorrido una larga trayectoria de aprendizaje sobre sí misma y sobre el comportamiento humano que le ha permitido alcanzar la satisfacción personal y profesional.

Encontrar el camino correcto no siempre es fácil, pero tal y como afirma, es cuestión de tener tantas alternativas como letras tiene el abecedario para poder continuar si falla el plan A. Tal y como afirma, saber reconocer por qué y para qué son las claves para desarrollar nuestro futuro.

Womenalia: Sara, enhorabuena por tu trayectoria profesional, como coach y tu experiencia en asesoramiento de mujeres profesionales. Cuéntanos, ¿Cuál ha sido tu trayectoria profesional hasta Porno porno izle hd Porno Sex izle pornollegar al momento en el que te encuentras ahora?

Sara Duarte: Tuve la gran oportunidad de empezar muy temprano a desarrollar la profesión para la que me estaba terminando de preparar, en el ámbito audiovisual, con lo que mi carrera profesional en ese sentido, se presumía exitosa, ya que era la más joven de ese sector en esa empresa.

Entre proyecto y proyecto, “picoteé” entre diferentes trabajos, como dependienta de moda, teleoperadora, asesora de seguros, cajera, dietista y alguno más… Esa época me permitió aprender muchísimo a muy temprana edad a través de la diversidad y suma de personas, circunstancias, experiencia. Ese aprendizaje me enseñó más que cualquier carrera.

Hubo un momento en el que me resultó complejo encajar el éxito en el ámbito audiovisual y creí que me había equivocado de carrera, así que decidí estudiar dietética mientras trabajaba de dependienta en una tienda de ropa. Terminé la nueva andadura académica, me dediqué a ello durante un corto periodo de tiempo y sin embargo, tampoco era aquello a lo que quería dedicarme, así que como mi trabajo en la tele era lo que mejor se me daba, allá volví y a ello me he dedicado durante 12 años de mi vida. ¿Acierto o error?

Hace ya más de cuatro años, en uno de los programas en el que trabajaba, hicimos una entrevista a una Coach y como suele decirse, vi la luz. Había encontrado mi dedicación. Siempre me ha fascinado el “por qué y para qué” del comportamiento humano y llevaba tres años formándome sobre ello de manera paralela, y en ese momento casaba todo. Lo dejé todo y me embarqué en una aventura emprendedora y apasionante. ¿Acierto o error?

Lo que en su momento parecía que era un enorme fracaso, por las idas y venidas, subidas y bajadas por el camino, es mi mayor logro. Caí y me levanté rápido muchas veces, tomé nota, aprendí y seguí adelante. A eso yo le llamo el “fracaso perfecto” ya que, la suma de todos y cada uno de los “fracasos” que no han sido más que experiencias y aprendizajes, me han traído donde estoy hoy, donde quería y quiero estar, aquí y ahora. Acierto total.

W: ¿Por qué te decidiste por el coaching? ¿Qué te ha aportado?

S.D: En un inicio, antes que cualquier otra carrera, pensé en estudiar psicología, de hecho, recuerdo que me leí algún libro de Freud de primero de carrera con 16 años, que eran de mi madre. Aunque cogí otro camino inicial, durante el trayecto devoré libros y libros de desarrollo personal, de autoayuda, de inteligencia emocional…Ahora, como no creo en las casualidades, sé que era una especie de “preparación inconsciente” (aunque suene un poco raro) porque en el fondo quería satisfacer mi inquietud por el desarrollo personal y dar respuesta a lo que siempre me había preguntado: “por qué y para qué pensamos y nos comportamos de determinadas maneras”.

Creo que siempre pensé que daría con la fórmula y encontraría mi verdadera vocación, así que fui compaginando mi pasión por el comportamiento humano, con mi dedicación profesional en la televisión y empecé a estudiar formalmente Inteligencia Emocional, a lo que le siguió la Programación Neurolingüística, habilidades directivas, psicología psicosomática…hasta que apareció el coaching, que ha complementado todo lo anterior y me dio la fuerza y las alas para apostar por hacer realidad mi sueño y mi pasión.

Más concretamente, el coaching no me enseñó nada nuevo, sin embargo me ha ayudado a desarrollar y gestionar mi talento, mis habilidades, mi inteligencia emocional y así poder poner todo mi potencial a “trabajar” para las personas y empresas con las que desarrollo mi dedicación. El coaching no pone nada en la persona que esa persona no tenga, pero ayuda a abrir los ojos para que lo descubra, lo desarrolle y lo gestione y ponga todo lo que es, tiene y hace en dirección a sus metas. Creer crea realidades; el coaching te ayuda a creer en ti para crear el mundo y la realidad que deseas.

W: Eres emprendedora, desarrollas tu actividad profesional de forma autónoma. ¿Siempre habías querido emprender o vino dado con el tiempo?

S.D: La verdad es que, hasta hace no muchos años, pensé que mi historia era digna de estudio, un caso extraño.  Cuando tan solo tenía cinco años y todas mis amigas de parvulario querían ser actrices, modelos y cantantes, yo quería ser churrera y bailarina. A pesar de los intentos de mi familia por hacerme cambiar de idea, a mi me apasionaban los churros y bailar y estaba convencida de que si era algo que me apasionaba, dedicarme a ello era la mejor elección.

Hubo un tiempo en el que creí que ese “inconformismo” era algo negativo, hasta que comprendí que la mejor carrera que uno puede hacer, te la da la propia experiencia y aprendizajes de la vida y que yo había elegido la mejor asignatura como favorita: La Pasión. Esa carrera, la tenemos todos, sin excepción y podemos elegir la asignatura a la que destinar mayor dedicación. Ahí está la única diferencia.

Cuando empecé a profundizar en el campo del desarrollo y crecimiento personal, comprendí que el ser emprendedora es una elección y una actitud, y desde ese momento en el que fui consciente, supe que siempre había sido emprendedora.

Siempre elegí  construir mi propio camino de la mano de la pasión de Ser, Hacer y Tener lo que deseaba. En ese momento elegí y elijo seguir siéndolo para siempre. Emprendedora y aprendedora incansable.

W: ¿Es el autoempleo una buena salida a la actual situación laboral?

S.D: Considero que lo primero que se ha de tener a la hora de decidir sobre el autoempleo es una visión optimista y una voluntad firme. Creer y querer que el proyecto va a salir bien. Es una excelente salida a la situación actual si se cumplen estos dos principales requisitos.

Si no se quiere emprender o dedicarse a un proyecto de manera autónoma, si se convierte en una obligación y como todo lo que nos supone una obligación (debería y tendría), nos resultará costoso y un constante sobreesfuerzo, que tarde o temprano pasará factura. De la misma manera que si no pensamos o queremos que el proyecto salga bien, tenemos muchas más posibilidades de que así sea y con mayor probabilidad daremos paso a la “profecía auto-cumplida”. Como decía Henry Ford: “Si crees que puedes tienes razón y si crees que no puedes, también tienes razón”.

Si tenemos la actitud y el compromiso adecuado y tenemos claro que queremos hacer realidad nuestro sueño profesional y dedicarnos a algo que nos apasiona, el autoempleo es la mejor salida, en esta situación laboral y en cualquier otra.

W: En tu opinión, ¿Cualquiera puede emprender o deben reunirse una serie de requisitos?

S.D: Creo que ser emprendedor es más una cuestión de actitud y de compromiso que otra cosa. Un emprendedor ha de tener necesariamente una actitud optimista, entusiasta, creativa, proactiva, resiliente, perseverante entre otras características y el compromiso es la energíaque le ponemos a las cosas yesta ha de ser de un 150% de lo que podamos dar en cada momento para que un proyecto tenga éxito. No puede ser de otra manera. Un emprendedor de éxito es aquel o aquella que se levanta cada día deseando hacer lo que hace, un poco mejor.

W: Danos un consejo para nuestras usuarias. ¿Qué pasos deben dar en caso de estancamiento profesional, indecisión de futuro o falta de motivación por el trabajo?

S.D: Hay una pregunta simple que nos ayuda en ocasiones y para empezar, a salir de un momento de bloqueo, y es el “¿Para qué?” Todo tiene un para qué y saberlo nos ayuda a saber el sentido de aquel momento en el que nos encontramos y el aprendizaje que de este podemos sacar. Está claro que si no nos encontramos a gusto, es porque hay que someter nuestro “para qué” y nuestra misión a revisión. Hay algo que no encaja en nuestra vida y hemos de averiguarlo.

Como segundo paso, sugiero revisar nuestra misión. Cuando sabemos lo importante que es nuestro trabajo y el eslabón que somos de la cadena, solemos sentirnos motivadas al ser conscientes de que sin nuestra dedicación, el resultado no sería el mismo. Se suelen producir bloqueos y obstáculos cuando lo que deseamos no está alineado con lo que hacemos. Eso es una buena pista para ser conscientes de si hemos de establecer estrategias diferentes.

Como tercer paso, sugiero rodearse de personas que motiven, impulsen, como se suele decir “den buen rollo” y limitar el contacto y relación con personas que nos resulten tóxicas, que nos requieren un exceso de energía. Necesitamos nuestra energía para sentirnos bien, es así de simple. Hemos de saber con quién y cuando la estamos invirtiendo.

En cuarto lugar, conviene cuidar la alimentación y realizar un mínimo ejercicio físico. Es por la mayoría conocidos los efectos beneficiosos para cuerpo y mente de este tándem. En un momento de inestabilidad emocional, este aspecto hay que cuidarlo más todavía, ya que nuestro cuerpo y mente requiere de mayores necesidades y hábitos saludables y en este sentido, es una de las primeras cosas que solemos descuidar.

Por último, es imprescindible quitarse esa falsa creencia de que pedir ayuda es negativo o que por ello somos débiles. Si pedimos ayuda, estaremos consiguiendo dos cosas importantes: 1- Satisfacer nuestras necesidades, 2- Ayudar a otras personas a satisfacer las suyas.

W: Otra cuestión importante especialmente para la mujer profesional es la gestión del tiempo, ¿nos sugieres algunas técnicas para optimizar tiempo en el trabajo?

S.D: Lo más importante para empezar es ser conscientes de que el tiempo no se puede gestionar.

El día tiene 24 horas para todas, ni más ni menos, por lo que, lo único que podemos gestionar es lo que cada una hacemos en esas 24 horas. Si pensamos que podemos gestionar el tiempo, aunque sea de manera inconsciente, corremos el riesgo de caer con frecuencia en la frustración. Sin embargo si nos enfocamos en las acciones que realizamos dentro de las horas del día, pasaremos a ser responsables y podremos coger las riendas de la situación. Así que lo primero es tomar consciencia de que si bien no podemos estirar las horas, sí podemos gestionar nuestras acciones para ganar en productividad y eficiencia.

Algunas de las acciones que podemos llevar a cabo son:

– Decir NO a la multitarea: Más trabajo no significa mejor calidad. El cerebro es incapaz de realizar varias actividades al mismo tiempo y, por lo tanto, cuando se ve forzado a estar en varias cosas a la vez, reduce su capacidad y efectividad, pierde concentración y tiempo, y termina haciendo distintas cosas a medias.

– Determinar nuestros mejores momentos del día: Hacer el trabajo importante y que requiera más concentración y atención en tus momentos productivos, y dejar el resto de tareas para momentos de menor concentración.

– Tener muy claras las prioridades: Si tienes una lista infinita de cosas que hacer hazte las siguientes preguntas:

– ¿Qué es especialmente importante para ti?

– ¿Qué tienes que acabar antes?

– ¿Si solo pudieras hacer una cosa hoy, cuál sería?

– Y para cada actividad pregúntate qué te va a aportar esa actividad y si lo necesitas en este momento.

Precisamente, en estos momentos en mi página web, tengo un vídeo curso con 9 claves y estrategias prácticas para ser más productiva y eficiente, al que se puede acceder de manera gratuita. www.saraduarte.com

W: Muchas mujeres se sienten inseguras en el trabajo y no tan inteligentes como los demás. S.D: ¿Qué pasos se pueden seguir para superarlo?

Lo primero y fundamental es ganar confianza y seguridad en nosotras mismas. Es la materia prima que garantiza el éxito de cualquier proyecto profesional y/o personal.

Para eso, si solas no encontramos la manera, podemos acudir a un/a profesional cualificado que nos ayude a trabajar y desarrollar la inteligencia emocional. De esa manera aprendemos a entender, interpretar y gestionar nuestras emociones (miedo, tristeza, apatía.

Todo este trabajo de crecimiento y desarrollo nos dará un resultado altamente beneficioso que se traduce en un aumento sustancial y progresivo de la seguridad en una misma, entre otros muchos “efectos secundarios” positivos que pasarán a formar parte de nuestra vida tanto personal como profesional.

Es como si fuésemos un coche de lujo con un montón de extras, que hemos estado conduciendo como si fuese un coche básico. Cuando aprendemos a usar todas las comodidades y posibilidades de nuestro coche, iremos más cómodas y seguras, nosotras podemos conducir nuestro coche, con la certeza de que está en nuestra mano llegar a la meta, sobre todo, porque ya sabemos como.

W: ¿Alcanzar la felicidad o la satisfacción personal/profesional, es posible?

S.D: Por supuesto que sí. La felicidad, desde mi opinión, es un estado de ánimo. Es cuestión de querer ser feliz y de donde ponemos el foco.

Hay personas que con muy poco son felices y otras que con mucho se sienten desgraciadas. Depende de uno mismo. Es una cuestión de las expectativas que nos creamos, del filtro con el que vemos las cosas… Podemos tener un folio en blanco en el que haya una minúscula mancha negra y solo ver la mancha, o podemos ver toda la superficie blanca del folio. Es una cuestión de elección.

Hay un ejercicio muy sencillo que nos ayuda a enfocarnos en lo que sí tenemos y nos hace felices el lugar de anclarnos en lo que no tenemos y nos falta, que es el agradecimiento. Si nos enfocamos en todo lo que sí hay en nuestra vida, es más sencillo ser optimista y positivo y por tanto tener mayor satisfacción en nuestra vida. Todos tenemos cosas que celebrar que no son precisamente fechas ni cosas materiales, como dice el Principito: “Lo esencial es invisible a los ojos”.

W: ¿Cuáles son tus motivaciones, o tus referentes para trabajar cada día?

S.D: Mi motivación principal es no perder de vista mi misión, mi “para qué” en la vida. Me ayuda preguntarme en muchas ocasiones si lo que hago en determinados momentos, me acerca o aleja de mi objetivo y mis metas.

Además, todos los días soy consciente de mis logros (los apunto), practico el agradecimiento, hago algo de ejercicio, me rodeo de personas que me aportan valor en todos los sentidos (familia, amigos, pareja…), me pongo música que me inspire. La suma de todo eso hace que cada día sea ilusionante y apasionante invertir tiempo y energía en lo que hago, aunque suene a tópico, en seguir haciendo realidad los sueños.

W: ¿Es posible alcanzar el éxito en el mundo profesional y disfrutar también de una exitosa vida personal?

S.D: Es posible, solo hay que “someterse” a revisión con cierta frecuencia para no descuidar las diferentes áreas de nuestra vida y conseguir un equilibrio. Ninguna de ellas llevadas al extremo, sería saludable si queremos disfrutar de una vida plena. Es fácil caer en excesos de dedicación profesional, sobre todo al inicio de un nuevo proyecto y si bien, eso es lo normal, si se dilata mucho en el tiempo, las demás áreas de nuestra vida acabarán por resentirse tarde o temprano.

W: ¿Cuál es tu consejo para otras mujeres que quieren crecer en su carrera profesional o emprender, y no se deciden a dar el paso?

S.D: Que empiece por trabajarse a sí misma, que se deshaga de la falsa seguridad, de las inercias tóxicas, de las creencias limitantes que le dicen “no puedes” y se alíe con el miedo, es nuestro amigo cuando sabemos interpretar lo que dice.

Que le de la mano a la paciencia, la perseverancia y la acción, se reconcilie y aprenda de su pasado, sea consciente de todo lo que puede hacer en el presente y construya desde ya su futuro, su sueño.

Que crea que sí se puede, porque creer crea realidades y si otras lo han conseguido solo tienes que aprender cómo lo han hecho. Que no se rinda sin ni siquiera luchar. Y si el “cómo hago esto” es muy grande y pesado, hay muchas personas dispuestas a acompañarte en el camino.

Que no existe el fracaso, porque cuando algo no sale como esperábamos sólo hay éxito… Experiencia y aprendizaje.

Y que nunca se olviden del Plan B. Un plan B es una opción diferente que poder llevar a cabo si la opción A no sale como espero. ¿Y si falla el plan B también? La buena noticia es que podemos tener tantos planes como letras en el abecedario. Tener un plan B, C, D…o Z, te ahorra frustraciones y muchos miedos. Imprescindible en nuestro kit de supervivencia de empresarias y emprendedoras.

Puedes leer más entrevistas en Womenalia

Entrevista realizada por Marta Cáceres. Puedes seguir a Marta Cáceres en Twitter: http://twitter.com/MartaCaceres_sm

Autor: Womenalia

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/actualidad`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includ in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367