Alimentación para la embarazada en invierno

 

Alimentación para la embarazada en invierno

 

La alimentación de las embarazadas es algo de mucho cuidado deben, deben asegurar su peso adecuado, evitar la anemia y otras deficiencias nutricionales.

 

Es fundamental llevar una alimentación sana en invierno dando protagonismo a las sopas, cremas, los purés, las legumbres que cuentan con todos los nutrientes necesarios para estar fuertes y sanas.

 

Estar embarazada en invierno es definitivamente mejor en comparación con el verano, ya que el clima más fresco equilibra tu temperatura interna naturalmente alta.

 

Reduce el aumento de la sudoración durante el tercer trimestre. Aunque, el invierno también se asocia con gripe, resfriado común, infecciones, escalofríos, etc.

 

Debes tener especial cuidado con la dieta para el embarazo durante el invierno. Tu ingesta de alimentos es responsable de aumentar tu inmunidad. También debes mantenerte bien hidratada y evitar que tu piel se reseque.

 

 

Alimentación saludable para la embarazada en invierno

 

Come muchas frutas y verduras para fortalecer tu sistema inmune.

 

  • Agrega muchos cítricos, grosellas, kiwis, es una de las fuentes más ricas en vitamina C. La vitamina C ayuda a tu cuerpo a combatir las infecciones y actúa como un antioxidante, protegiendo a las células del daño.

 

  • Para mantener la piel hidratada bebe muchos líquidos. Ten a mano una botella de agua y bebe sorbos de agua con regularidad. Es importante mantenerte hidratada incluso si no tiene sed.

 

  • Debes tener una alimentación variada, de todos los grupos de alimentos ya sean hidratos y proteínas.

 

  • La cantidad de calorías que necesita tu cuerpo depende de tu actividad física diaria, el peso antes del embarazo y el peso actual. En el primer trimestre, por lo general, no necesitas calorías adicionales.

 

  • En el segundo y tercer trimestre, la mayoría de las mujeres deben comer al menos unas 300 calorías adicionales al día.

 

  • Consume una buena cantidad de alimentos ricos en hierro: como carnes magras, frijoles, verduras de hoja verde y cereales fortificados.

 

  • Agrega por lo menos 3 o 4 porciones de leche y productos lácteos para cumplir con el mayor requerimiento de calcio y proteínas.

 

  • También incorpora de 8 a 10 porciones de granos y legumbres para obtener las calorías adicionales para el desarrollo del bebé.

 

El estreñimiento se observa comúnmente durante el embarazo. Consume alimentos con alto contenido de fibras como frutas, verduras, ensaladas, frijoles, granos y semillas oleaginosas (semillas de lino, semillas de girasol, semillas de chía, y semillas de calabaza).

 

Si tienes alguna duda acerca de tu alimentación debes consultar tu médico para ver si necesitas algún suplemento, en caso de que tengas insuficiencia de alguna vitamina.
Al cuidar tu salud está cuidando el desarrollo de tu bebé.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: FMDOS, Ser padres.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *