¿Cómo dilatar tu vagina para aumentar el placer?

¿Cómo dilatar tu vagina para aumentar el placer?

 

 

Cuando la vagina no se puede dilatar correctamente pierde elasticidad y las relaciones sexuales pueden ser dolorosas. Esto puede ocurrir en las mujeres que sufren vaginismo y dispareunia.

 

Es importante saber que se puede dilatar la vagina de forma natural con unos métodos sencillos y caseros.
Utilizar lubricantes es una buena opción, pero funciona solamente en el momento que se aplica, luego la vagina volvería a su tamaño normal.

 

Es importante elegir lo que no que no contienen perfumes ni alcohol porque pueden resecarla y dañarla.

 

 

¿Cómo dilatar la vagina de manera natural?

 

Dilatadores vaginales

 

Los dilatadores vaginales son una herramienta médica que se usa para relajar y estirar los músculos del piso pélvico y los tejidos conectivos para reducir el dolor o ayudar a desensibilizar el tejido vaginal hipersensible.

 

Básicamente, ayudan a que la vagina se expanda en tamaño (y se acostumbre al tamaño).
Están fabricados en silicona y a diferencia de los consoladores que están diseñados para entrar y salir con rapidez, los dilatadores entran y permanecen dentro.

 

Vienen en varios tamaños, el más pequeño generalmente no es más grande que un tampón delgado o un meñique, y el más grande tiene un tamaño más cercano a un plátano mediano.

 

Según los expertos la idea es comenzar con el más pequeño aumentando gradualmente el tamaño a medida que la penetración resulta más cómoda.

 

 

 

Beneficios que aporta el tratamiento con dilatadores vaginales

 

Realizar este tratamiento aporta muchos beneficios como ser:

 

  • Mejora las sensaciones físicas y disminuye el dolor durante las relaciones sexuales.

 

  • Relaja los tejidos cicatrizados tras una intervención quirúrgica ginecológica que ha acortado la vagina o retraído la cicatriz.

 

  • Reduce la tensión muscular o espasmos propios del vaginismo.

 

  • Hace posibles las relaciones sexuales con penetración, el uso de tampones o incluso las exploraciones ginecológicas.

 

  • Prevención de las fibrosis tras la radioterapia pélvica.

 

 

¿Cómo utilizar el dilatador en la vagina?

 

Crea un ambiente tranquilo y privado, cierra la puerta para mayor seguridad trata de relajarte y reserva para ti al menos 20 minutos.

 

  • Puedes colocar música de fondo y prender un incienso o un difusor de aceite de aromas calmantes; eso te va ayudar a eliminar tensión y aflojarte.

 

  • Selecciona el de menor tamaño y grosor y tumbada boca arriba, coloca almohadas o cojines bajo tus piernas permitiendo que éstas estén dobladas, elevadas y, sobre todo, completamente relajadas.

 

  • Respira profundamente con el diafragma, observa como se eleva tu vientre con cada inhalación y baja con cada exhalación.

 

  • Utiliza lubricante a base de agua y comienza a insertar de manera gradual el dilatador en la vagina hasta que comiences a sentir dolor, pero no lo fuerces más allá.

 

  • Trata de rotar el dilatador moverlo hacia dentro y hacia fuera suavemente y mantener una presión suave sobre los puntos de tensión y dolor durante un minuto máximo.

 

  • Ir progresando aumentando el tamaño del dilatador.

 

  • Es importante consultar con el ginecólogo para saber cuál es la frecuencia y el tiempo apropiado para nuestro caso particular.

 

Generalmente debes intentar utilizarlo durante 5 o 10 minutos unas 3 veces a la semana.
Vas a ir notando con el tiempo las mejoras y la desaparición del dolor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Memorial Cancer Center, Objetivo Bienestar.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *