Consejos para fortalecer el busto después del embarazo

Consejos para fortalecer el busto después del embarazo

 

El busto se ve afectado durante el embarazo en cuanto a su tamaño, firmeza y posición.
Existen algunas soluciones que te ayudarán a reafirmar los progresivamente que puedes poner en práctica.

 

Algunas claves cómo mantener la espalda recta, aplicar cremas hidratantes, no ponernos en malas posturas para alimentar al bebé, son algunas de las recomendaciones que te servirán para que puedas volver a tener el busto firme después de la lactancia.

 

Tengamos en cuenta que a lo largo del embarazo, los senos pueden agrandarse, hasta el tamaño de una taza, como resultado de que el estrógeno agranda los conductos lácteos.

 

Pero una vez que se detiene la producción de leche, los senos se encogen, pero es posible que la piel estirada no tenga la elasticidad para reducirse al tamaño más pequeño, y los senos se hunden como resultado de una mayor proporción de piel a tejido mamario.

 

La edad y el ADN son factores determinantes cuando se trata de la elasticidad de la piel del busto señalan los expertos.

 

Algunas mujeres tienen naturalmente más elasticidad en la piel que otras, las más jóvenes tienden a tener más elasticidad qué las mujeres mayores pero depende mucho de la genética.

 

 

¿Cómo tener el busto firme después del parto?

 

Utiliza un buen sostén

 

Elige el sostén de la talla adecuada sobre todo cuando haces actividad física, y recuerda quitarte el sostén antes de dormir ya que dificulta la circulación. Usa un sostén de calidad específico para ese estado, durante la maternidad y la lactancia.

 

 

Alimentación saludable

 

Una dieta saludable ayudará a mantener la piel sana. Un peso poco saludable puede generar depósitos de grasa adicionales y un aumento del tamaño del busto.

 

 

Bebe abundante agua

 

Mantener tu cuerpo bien hidratado ayudará a asegurar que tu piel permanezca joven y nutrida, reduciendo sus riesgos de arrugas y deshidratación. Evita bebidas deshidratantes como té, café, refrescos y alcohol.

 

Lácteos y soja

Los productos lácteos contienen unas hormonas similares al estrógeno, la progesterona y la prolactina que sirven para reafirmar los senos.

 

En cuanto a la soja, es rica en fitoestrógenos, por lo tanto regulan el estado y el crecimiento del busto. Además, contiene isoflavonas, que ayudan en la prevención del cáncer de mama.

 

 

Realiza ejercicio

 

Todos los ejercicios son recomendables, y la natación ayuda a tonificar los pectorales es uno de los ejercicios más completos.

 

 

Cremas hidratantes

 

Existen muchos tipos de cremas hidratantes y reafirmantes para el busto.

Las recomendables son las que contienen ingredientes orgánicos y materias primas vegetales, pero recuerda que no deben utilizarse si estás amamantando.

 

Es muy importante que cuides tu cuerpo antes, durante y después del embarazo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Mujer hoy, Diario femenino.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *