Liposucción o abdominoplastia: ¿Cuál es la cirugía indicada para tus necesidades?

Liposucción o abdominoplastia?

 

Si has tomado la decisión de someterte a una cirugía estética para tratar de reducir el volumen del abdomen, pero no sabes cuál de ellas es la indicada, en este post vamos orientarte. Eso sí, siempre debe ser un cirujano plástico, estético y reparador quien, mediante una exploración en consulta, te de un diagnóstico definitivo.

 

Como siempre aclaramos, en nuestro trabajo existen, claro que sí, generalidades para describir este tratamiento, esta técnica o a la hora de diagnosticar, pero será sólo después de la primera cita con el especialista cuando se pueda decir si una o un paciente necesita una liposucción o una abdominoplastia.

 

Aun así, os explico: lo más importante es saber en qué estado se encuentra la piel que se ha dado de sí al adelgazar y engordar. Por ejemplo, tras haber dado a luz varias veces, se produce la distensión abdominal, los músculos de esta zona se dilatan y cuando se pierde el volumen, también puede aparecer piel colgante.

 

En este caso será, necesaria una abdominoplastia, que es una intervención más profunda, porque recoloca la musculatura y retrae la piel. También, por supuesto, en la abdominoplastia se retira la grasa que se ha depositado y que no hay manera de quitar ni practicando deporte ni haciendo dieta.

 

 

La liposucción trabaja a un nivel más superficial. Se ocupa de esta grasa que acabo de mencionar y es cierto que es una intervención más sencilla, con un postoperatorio menos doloroso y con un menor tiempo de reposo.

 

Mientras que en la liposucción puedes estar haciendo vida normal en dos o tres días, para la adbominoplastia te convendrá esperar entre una y dos semanas. En ambos casos, será necesaria una vendrá compresiva. Para la liposucción recomiendo a mis pacientes que caminen, pero no en la abdominoplastia, porque la musculatura está cicatrizando y requiere reposo.

 

Siempre me preguntáis en consulta dos cosas. La primera es cuándo puedo enseñar los resultados de la operación. Pues cuánto más tardéis, más lo podréis lucir. Lo ideal son seis meses para que todo se coloque. Ahora, en los meses invernales surge una buena oportunidad, porque os da tiempo a llegar a la playa con unos resultados estabilizados y que lucen bonitos. Además, como hay que llevar una venda compresiva, qué mejor tiempo que el frío para soportarla.

 

El postoperatorio, por otro lado, no es complicado, pero cuanto más se pueda dedicar el paciente a realízalo con tranquilidad, con sus seguimientos, mucho mejor. En este sentido, el teletrabajo os da una buena opción.

 

La segunda es si vais a engordar de nuevo en la zona del vientre. En general no, siempre que os cuidéis y hagáis una vida normal, con esos pequeños caprichos de fin de semana. Con mantener una alimentación sana y una  actividad física moderada será suficiente.

 

 

 

Moisés Martín Anaya es cirujano plástico, estético y reparador y miembro de Todocirugíayestética.

 

Autor: Moisés Martín Anaya

mranya!7845

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *