¿Qué es la granola y por qué debes incluirla en tu dieta?

Por qué incluir la granola en tu dieta 

 

La granola es un alimento compuesto por una mezcla horneada de: avena, frutos secos, frutas deshidratadas, miel y semillas. En algunas recetas puede incluir otros cereales como arroz inflado, coco, chocolate oscuro y especias.

 

La granola es rica en calorías y rica en proteínas, fibra y micronutrientes. En particular, puede proporcionar hierro, magnesio, zinc, cobre, selenio, vitaminas B y vitamina E.

 

 

Tamaño recomendable de una porción de granola

 

El tamaño de una porción típica es de aproximadamente 40 a 45 g, que es aproximadamente ½ taza o aproximadamente 3 cucharadas.

 

La granola puede formar parte de una dieta variada y equilibrada, pero es mejor mantener el tamaño de porción recomendado ya suele tener un alto contenido de azúcar.

 

Puedes incorporarla en tu desayuno diario.
Es un alimento muy recomendable, ya que contiene gran fuente de calcio, proteínas, vitaminas y minerales.
También puede intentar agregar especias como canela para darle más sabor.

 

 

¿Por qué integrar la granola en tu dieta diaria?

 

Aunque existe poca investigación científica sobre la granola en sí, los ingredientes comunes, como la avena, las semillas de lino, las semillas de chía y las almendras, están relacionados con numerosos beneficios para la salud.

 

  • Es rica en proteínas y fibra que contribuyen a la saciedad.

 

  • Los alimentos que contienen fibra alivian los síntomas del estreñimiento, favorecen el tránsito intestinal haciendo que las heces se liberen fácilmente.

 

  • Mejora la apariencia de la piel y el cabello por ser rica en proteínas como zinc y selenio.

 

  • Ayuda a prevenir enfermedades ya que los frutos secos y las nueces también contienen antioxidantes, como la vitamina E, que pueden reducir la inflamación en el cuerpo.

 

  • Los antioxidantes previenen el daño celular que puede causar enfermedades graves como el cáncer.

 

 

 

Cómo preparar la granola

 

Viene empaquetada y es fácil de preparar. Estas son algunas opciones:

 

  • Vierte la granola en un tazón o recipiente, agrega
    leche de vaca, leche de nueces o agua caliente para disfrutarla fría o caliente.
  • Espolvorear sobre el yogur
  • Toma un puñado pequeño directamente de la bolsa.

 

También puede hacer su propia granola, que es una buena manera de evitar el exceso de grasas y azúcares que puedes encontrar en las marcas compradas en la tienda.

 

La granola normalmente es preparada con azúcar mascabado o con miel, además de contener alimentos que a pesar de ser saludables aportan gran cantidad de calorías, por lo que su consumo en grandes porciones puede favorecer al aumento de peso.

 

Por eso es importante regular la cantidad en que se consume, debiendo utilizar 2 cucharadas o 30 gramos de granola para consumir con leche o yogur descremado, o para mezclarla con fruta picada. Evitando de esa manera el azúcar añadido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Hoy saludable, Gastronomía.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *