¿Es malo contradecirse a lo largo de la vida? 

 

¿Es malo contradecirse a lo largo de la vida? 

 

 

«Nunca volveré a tener una pareja que se dedique a lo mismo que yo». «No voy a comprarme una casa, yo siempre viviré de alquiler». «Jamás perdonaría una infidelidad». «Quiero vivir siempre en mi ciudad, no tengo ningún interés en echar raíces fuera de este sitio». Y de pronto, algunas cosas cambian: las parejas siguen siendo del mismo ámbito, o no vuelve a haber pareja; surge una oportunidad inmobiliaria y eres propietaria de un piso que jamás te habrías planteado; le perdonas una deslealtad a la persona con la que vives y consigues ser feliz después; cambias de domicilio, de pueblo, de ciudad, ¡y hasta de país! Y todo eso, habiendo dicho por esa boquita que no lo harías ni muerta. Bien, como se suele expresar hablando de estos temas: «nunca digas nunca». La vida da muchas, muchas vueltas, y aunque siempre se dice que es corta para aprovecharla, también hemos de tener en cuenta que es larga y las cosas pueden cambiar.

 

 

Por eso el tema de hoy es difícil pero sencillo al mismo tiempo: ¿es malo contradecirse? Definitivamente, no. Más que no ser malo ni bueno lo que es es algo natural, a veces hasta inevitable. Mantenerse con la misma postura durante absolutamente toda la vida es dificilísimo, porque aunque no queramos, muchas veces las cosas cambian, las circunstancias son diferentes, las personas tienen de pronto otras prioridades y todo puede pasar. Y sí, de repente todo lo que habías jurado no hacer o lo que habías prometido a los dioses hacer siempre se viene abajo. ¿Significa eso que no tenemos criterio? Para nada. Significa que sabemos cambiar de opinión sin ser infieles a nuestros valores, a lo que necesitamos o a lo que verdaderamente queremos en la vida. Las cosas pueden ser A o B, pero nosotros tenemos el mismo corazón, por lo que debemos mantenernos firmes en lo que nos han enseñado para ser buenas personas, pero sin flagelarnos si alguna vez nos contradecimos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *