La evolución personal a través de los años 

 

La evolución personal a través de los años

 

Los años van pasando y es lógico que a veces demos marcha atrás en el tiempo y viajemos a zonas de nuestra mente donde no siempre nos sentimos cómodas. Está claro que cuanto más tiempo va pasando, si queremos crecer mentalmente, tendremos que hacer frente a todas aquellas situaciones que nos han gustado y aquellas que realmente no nos han hecho sentir bien. Sin embargo, queremos darte una serie de claves sobre la evolución personal que todos vivimos, por qué a veces nos contradecimos y cómo tener la mejor sensación en nuestra propia piel.

 

 

 

La evolución personal es algo constante. Quedarnos paradas en lo que podría haber sido cuando algo nos duele, darle vueltas sin sentido y regodearnos en el dolor simboliza una grandísima piedra en el camino que no hará sino impedir que crezcas. Todos tenemos malos recuerdos, sentimientos que preferiríamos no haber experimentado y sensaciones que nos han hecho sentir pequeñas. Pero gracias a eso, combinado con todos los buenos recuerdos que atesoramos, somos las personas que somos hoy, y las que seremos en el futuro. Es conveniente para poder sentirnos en condiciones, que aceptemos tanto nuestras virtudes como nuestros defectos, que abracemos todo lo que significamos, tanto en lo bueno como en lo malo, para poder moldear nuestra personalidad sin hacernos daño a lo tonto.

 

Evolucionar también significa cambiar de opinión, equivocarnos, desdecirnos de las cosas que juramos que jamás haríamos o diríamos. Las circunstancias cambian, los sentimientos se moldean, las personas que conocemos nos ayudan a mejorar, nos hacen daño, nos decepcionan, nos animan, nos hacen vivir los mejores momentos de nuestra vida… Por eso, cuanto más vamos experimentando y más vamos conociéndonos, más podemos llegar a crecer por dentro. Asumir que la vida pasa y cambia y que nosotras también lo hacemos nos ayudará a conseguir más fácilmente la plenitud.

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *