Ovarios poliquísticos e infertilidad, te aclaramos su relación

Ovarios poliquísticos e infertilidad

 

Muchas de vosotras me preguntáis en consulta o a través de la web de Clínicas EVA cuál es la relación entre ovarios poliquísticos e infertilidad. Tener este diagnóstico no es sinónimo de dificultad para quedarse embarazada. El problema surge cuando se asocia a reglas irregulares, lo que supondrá más tiempo para lograrlo.

 

Lo que sí dificulta la búsqueda de un bebé es el Síndrome del Ovario Poliquístico, que no es lo mismo. Fijaos: los ovarios políquísticos se denominan así porque en ellos los folículos, las bolsas que contienen los óvulos, se encuentran distribuidos en las zonas periféricas del ovario. Al  realizar una ecografía y comprobar dicha disposición podría decirse que presentan una forma parecida a la de un collar de perlas. Cuando no se tiene este problema, se pueden ver los folículos repartidos por todo el ovario. El SOPQ suma a esa forma algunos trastornos de carácter hormonal, que, en su caso, sí dificultarían la maternidad.

 

Lo curioso o paradójico  es que el ovario poliquístico mejora con la edad. En las clínicas de fertilidad insistimos mucho en destacar la franja de edad óptima para la reproducción, ya que a la hora de conseguir un positivo de embarazo las dificultades más comunes están asociadas a la edad. Los 35, insisto una vez más, marcan el límite en relación a la calidad y cantidad de óvulos. Aunque veamos mamás más mayores, siempre tenemos que pensar que se tienen menos posibilidades de lograrlo y más de tener algún problema de salud, tanto el bebé como la madre.

 

 

Como os decía, en cambio, la mujer que padece ovarios poliquísticos puede esperar un poco más. Puede y debe porque la calidad de los óvulos de la mujer joven con ovarios poliquísticos no es la mejor, y, además, si someten a un ciclo de Fecundación in Vitro tienen tendencia en desarrollar una condición llamada síndrome de hiperestimulación ovárica. Esta condición es grave y puede acabar incluso con la vida de la paciente.

 

Para quienes tengan ovarios poliquísticos y no logren el embarazo, lo recomendado son los inductores a la ovulación. Antes que la Fecundación In Vitro, y debido al riesgo comentado, cuando el semen de la pareja sea de buena calidad y las trompas  femeninas conserven la permeabilidad, la recomendación es que se realice la reproducción asistida mediante una Inseminación Artificial.

 

De cualquier forma, como comento, tener ovarios poliquísticos no es per sé un problema para conseguir ser madre. Sí lo es el SOPQ,  cuando, además de esa forma de racimo o collar de los folículos en el ovario,  se puede presentar trastornos hormonales que se manifiestan con cambios en el periodo menstrual, hirsutismo, obesidad, acné, caída del cabello y resistencia a la insulina.

 

 

 

 

 

 

Fulvia Mancini es directora médica de Clínicas EVA

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *