¿Cuáles son las zonas erógenas de ellos y cómo estimularlas?

Zonas erógenas interesantes en el hombre para estimular

 

El placer de tu pareja también es tu placer por lo tanto es importante conocer las zonas erógenas que lo enciendan más.

 

El sexo puede involucrar mucho más que solo los genitales. Al interactuar con otros centros de placer en el cuerpo, puedes excitar a tu pareja en los juegos previos a la acción, para hacer que sus orgasmos sean más poderosos.

 

Los pies

 

Son muy sensibles y eróticos y es ideal dar un masaje a la pareja después de un largo día de trabajo.

 

Si te vuelves muy bueno dando masajes en los pies presionando en puntos específicos, lo estarás excitando porque están directamente relacionados con los genitales.

 

 

Las manos

 

Puede ser que no las hayas considerado, pero tienen muchas terminaciones nerviosas, que al aplicar un buen masaje puede aliviar mucho la tensión corporal.

 

Cuando las cosas se empiezan a calentarse puedes concentrarte en los dedos de tu pareja acariciándolos con los tuyos o chupándolos con la boca.

 

 

El cuero cabelludo

 

La sensación de las uñas corriendo suavemente por el cuero cabelludo es un movimiento suave, es suficiente para enviar escalofríos por el cuerpo.

 

Funciona como un relajante instantáneo que estimula el cuerpo para la intimidad que viene después.

 

 

La nuca

 

Es un lugar muy sensual ya que la estimulación en el cuello envía señales al sistema circulatorio aumentando el flujo sanguíneo.

 

Intenta acariciar suavemente esta área durante los juegos previos y durante todo el acto.

 

 

La boca y los labios

 

La mayoría de los hombres están tan entusiasmados con los besos como tú. Los labios son solo una de esas membranas muy sensibles del cuerpo.

 

Intenta morder los labios de tu pareja, acariciarlos con la lengua y frotarlos suavemente con los dedos.

 

 

Los pezones

 

Comienza acariciando alrededor de la areola y pellizcando suavemente el pezón con los dedos. Lame alrededor y chupa, aumentando la presión y mordiéndolo suavemente.

 

La estimulación en esa zona mantendrá el flujo sanguíneo aumentando la sensibilidad y manteniéndolos estimulados.

 

También puedes intentar chupar un cubito de hielo y luego chuparle los pezones. La contracción de sus pezones debido al frío puede aumentar las sensaciones.

 

 

Las orejas

 

Además de susurrarle sobre lo que quieres hacerle más tarde. También puedes acariciar o mordisquear ligeramente sus lóbulos para aumentar la excitación, se volverá loco de deseo.

 

 

Importante

 

Es importante reconocer que todos los hombres no tienen los mismos puntos sensibles.

 

Incluso lo que hoy puede ser una zona erógena en cinco años puede dejar de serlo.

 

Por lo tanto, los expertos en el tema recomiendan que, ya sea si eres soltera o tienes una pareja, te mantengas en constante exploración, ya que es la única forma de descubrir dónde y cómo tocar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Salud 180, Me lo dijo Lola.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *