Alimentos a incluir en tu dieta para evitar déficit de vitamina D

Alimentos a incluir en tu dieta para evitar déficit de vitamina D

 

Algunos alimentos de origen vegetal contienen la vitamina D 2, y la D3 la contienen algunos alimentos de origen animal, son muy importantes para numerosas funciones del organismo.

 

La falta de esta vitamina puede tener relación con problemas de salud relacionados con artrosis, artritis, osteoporosis y algunas enfermedades autoinmunes.

 

 

Funciones de la vitamina D

 

  • Además, vitamina D juega un papel imperativo en la regulación y absorción de minerales cruciales como calcio, magnesio y fosfato en el cuerpo.
  • Es fundamental para estimular el sistema inmunológico y se sabe que facilita el crecimiento.
  • Desarrollo de huesos y dientes
  • Mejor resistencia contra diversas enfermedades del estilo de vida como la diabetes.

 

La falta de vitamina D en el cuerpo podría provocar huesos blandos y quebradizos, dolor constante en las articulaciones o la espalda, dolor muscular, etc.

 

Todos sabemos que la luz solar es una de las mejores fuentes naturales de vitamina D.

 

Sin embargo, la mayoría de nosotros estamos muchas horas en nuestros trabajos en interiores y no nos exponemos mucho a la luz solar; por lo tanto, la dosis diaria recomendada de vitamina D está comprometida a un gran nivel.

 

Por lo tanto, es indispensable complementar con alimentos que la contengan o consultar con el médico y tomar complementos, si la dosis con la alimentación no es suficiente.

 

 

Alimentos ricos en vitamina D

 

Pescados grasos

 

Las sardinas enlatadas también son una buena fuente de vitamina D, si el pescado fresco no es lo tuyo, el arenque en escabeche también es una buena fuente de esta vitamina.

 

Arenques, atún y salmón también son excelentes fuentes, ricos en nutrientes como calcio, proteínas y fósforo.

 

Huevos

 

La yema de huevo es otra fuente rica de vitamina D. La yema puede contener calorías y grasas adicionales, pero también contiene todos los nutrientes esenciales, incluidas proteínas y carbohidratos buenos. Asegúrate de no comer más de una yema de huevo al día.

 

 

Leche

 

La leche de vaca es  el tipo de leche que se consume con más frecuencia. Es naturalmente una buena fuente de muchos nutrientes, incluidos calcio, fósforo y riboflavina.

 

Para que la vitamina se sintetice bien necesita la grasa de la leche, por lo tanto, hay que consumir los enteros ya sea leche, quesos yogures.

 

Los vegetarianos podrían sustituirla por la leche de soja, que viene fortificada con nutrientes, vitaminas y minerales que se encuentran en la leche de vaca.

 

 

Jugo de naranja

 

Las personas intolerantes a la lactosa pueden tomar jugo de naranja. En algunos países los fortifican con vitamina D y otros nutrientes como calcio.

 

 

Cereales y avena

 

Aunque los cereales fortificados y la avena proporcionan menos vitamina D que muchas fuentes naturales, aún pueden ser una buena manera de aumentar su consumo.

 

 

Champiñones

 

Se recomiendan los champiñones como guarnición ya que su aporte de vitamina D es muy recomendable.

 

 

Importante

 

Es fundamental llevar una dieta equilibrada y agregar estos alimentos para tener buena fuente de vitamina D.

 

Para saber cómo está el nivel de esta vitamina puedes hacerte un estudio. De esta manera sabrás si necesitas tomar suplementos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Gastrolab, La vanguardia.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *