Un buen colchón: fundamental para la salud y un buen descanso

 

¿Por qué es importante tener un buen colchón?

 

 

Un buen colchón tiene un papel muy importante para tu salud en general.

 

Tengamos en cuenta que un sueño de buena calidad te ayudará a tener mejor memoria, más concentración, menos estrés, una presión arterial óptima, una mayor productividad, mejores relaciones y días más felices, perder peso, evitar el envejecimiento prematuro y vivir más tiempo.

 

Un buen colchón ayuda a mantener la columna alineada y a mantener buenas posturas corporales que pueden ayudar a evitar afecciones corporales graves, como dolores crónicos en las articulaciones y el cuerpo, así como a evitar el dolor de espalda y cuello.

 

Por lo tanto, un buen colchón está directamente relacionado con la salud general de tu cuerpo debido a su efecto sobre nuestro sueño y la calidad del descanso.

 

 

 

Puntos a tener en cuenta para elegir un buen colchón

 

Firmeza

 

Los especialistas en espalda recomiendan optar por un colchón de firmeza media ni duro ni blando, el cuerpo descansa y la columna se sustenta al tiempo que el colchón se adapta a las curvas de la espalda.

 

La firmeza va a depender del peso, dolencias y edad de la persona. La columna no debe tomar posturas extrañas sino mantener su postura natural para que no existan dolores ni molestias.

 

 

Problema de alergia

 

Cada vez son más frecuentes en la población por lo tanto hay que escoger el que sea antiácaros y antibacteriano.
Una buena alternativa es colocarlo en protector con esas características.

 

 

 

Características del colchón según sus materiales

 

Colchones de muelles

 

Los colchones de muelles son los más conocidos por todos por tratarse de los colchones clásicos.
Estos suponen una opción que puede tener ventajas únicamente en el aspecto de la transpiración.

 

 

Colchones viscoelásticos

 

Los colchones viscoelásticos supusieron, desde su aparición, una auténtica revolución en el descanso. Se trata de colchones compuestos de un material altamente adaptable y que, por lo mismo, puede tomar la forma del cuerpo favoreciendo con ello el cuidado circulatorio, articular, etc.

 

 

Colchones fabricados en látex

 

El segundo tipo de colchones que podemos encontrar según su material son los de látex. Este es un material también altamente adaptable y que resulta ideal en camas individuales.

 

Aun así, también están disponibles para camas de matrimonio en una disposición en la que cada extremo se adapta a la forma del cuerpo de cada persona.

 

De esa forma, y gracias a su composición, no molestan sobre él los desplazamientos y dispone, al mismo tiempo, de un tacto muy agradable y natural.

 

 

 

Recuerda que muchos dolores de espalda y musculares se pueden prevenir con el uso de un buen colchón además de tener una buena calidad en tu descanso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Joya Life, Enfemenino.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *