5 motivos de peso para mejorar tu sueño y 5 pasos sencillos para conseguirlo

Mejora tu sueño con estos pasos

 

Hoy en día todo el mundo sabe que la alimentación equilibrada y la práctica de ejercicio físico son pilares fundamentales para tener una vida sana pero ¿Cuántas personas son conscientes realmente de la importancia que tiene el sueño en su salud?¿Qué pensarías si supieras que dormir puede ser incluso más importante que comer sano y hacer deporte?

 

La ciencia del sueño tiene todavía muchas incógnitas por resolver pero lo que sí tienen claro los expertos del sueño es el tremendo impacto que tiene nuestra forma de dormir y nuestros hábitos de sueño en nuestra salud física y mental.

 

Los científicos recomiendan dormir un mínimo de entre 7 y 9 horas de sueño cada día para aprovechar todos sus beneficios. Lo cierto es que no todo el mundo llega a alcanzar este rango y tarde o temprano comienza a sufrir las consecuencias de la privación de sueño.

 

En el artículo de hoy os contamos 5 de los beneficios más importantes que tiene dormir bien en la salud y también 5 sencillos hábitos que puedes incorporar en tu rutina de sueño para dormir mejor y conciliar el sueño más rápidamente.

 

¿Qué impacto tiene mi calidad de sueño en mi salud?

 

El sueño tiene innumerables beneficios para la mente y el cuerpo. De hecho, podríamos vivir muchos días sin ingerir alimento pero no aguantaríamos ni una tercera parte sin conciliar el sueño.

A continuación tienes 5 de los beneficios principales de nos aporta un sueño de calidad.

 

 

1 Refuerza nuestro sistema inmune y reduce el riesgo de sufrir graves enfermedades

 

Ahora que estamos en tiempos de pandemia, valoramos más que nunca la importancia de  tener un sistema inmune fuerte. Un sueño de calidad es la mejor manera de reforzar nuestro sistema inmune. Por tanto, podemos decir que dormir bien es la mejor forma de prevenir cualquier enfermedad y la mejor medicina para curarnos cuando estamos enfermos.

 

De hecho, investigaciones recientes han demostrado que el sueño reduce el riesgo de padecer enfermedades tan graves como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares o el alzheimer, entre otras.

 

2 Nos ayuda a controlar nuestro peso

 

Existe una relación directa entre el sueño y el metabolismo. 

Una sola mala  noche de sueño, provoca que tengamos más hambre al día siguiente y lo que es aún peor, que nos apetezcan alimentos poco saludables. Si la falta de sueño se vuelve crónica, corremos el riesgo de ingerir más calorías de las que necesitamos diariamente y con el tiempo, desencadenar en enfermedades tan graves como la obesidad o la diabetes tipo II.

 

Dormir también es de vital importancia para aumentar la masa muscular.

 

Si por ejemplo estás realizando un plan de dieta y ejercicio perder peso, dormir entre 7 y 9 horas al día puede ser tu mejor aliado para alcanzar tus objetivos. 

 

3 Es el mejor tratamiento de belleza 

 

Dormir bien es el mejor tratamiento de belleza probado, además de ser el más económico. Debe ser lo más parecido a la fuente de la juventud. Mucho más efectivo que cualquier crema antiarrugas o cualquier tratamiento vitamínico revitalizante.

 

Según los dermatólogos, un sueño de calidad consigue:

  • Previene arrugas: nuestra piel produce nuevo colágeno mientras dormimos. Dormir es la mejor manera de evitar la flacidez de la piel.
  • Previene bolsas y ojeras: estas marcas son las que más se notan cuando no dormimos bien y también una de las más antiestéticas
  • Un cutis radiante: tu cuerpo aumenta el flujo de sangre en la piel mientras duermes. Si no duermes bien tu cutis puede verse apagado o sin vida.

 

Según un estudio realizado a 25 mujeres de unos 25-30 años de edad (unas con falta de sueño y otras con sueño normal), se percibió que los rostros de las personas privadas de sueño tenían más párpados caídos, ojos más rojos, ojos más hinchados, círculos más oscuros debajo de los ojos, piel más pálida y más arrugas que las mujeres que dormían adecuadamente.

 

4 Aumenta la productividad, mejora nuestra capacidad de aprender y memorizar

 

Tanto si trabajas como si estás estudiando en la universidad o preparándote para una oposición, dormir bien es vital para rendir mentalmente y para mantener la concentración y fomentar la creatividad. 

Seguro que has oído muchas veces que en lugar de estudiar el día anterior a un examen lo mejor que puedes hacer es dormir. ¡Pues es totalmente cierto!


Dormir ayuda a recordar lo importante y olvidar lo banal. También ayuda a aprender nuevos conceptos y a asimilar lo aprendido.

 

 

5 El mejor suplemento energético para llegar a todo 

 

Dormir es la mejor forma de recuperar nuestra energía. Hoy día vivimos en un ritmo frenético y solemos combinar una actividad frenética con un descanso inapropiado. Es ahí cuando acumulamos cansancio, no llegamos a todo y nos estresamos.

 

Una buena noche de sueño nos da energía suficiente para trabajar, cuidar de nuestros hijos, hacer deporte y completar con éxito las múltiples tareas domésticas de nuestro día a día. Por si fuera poco, también mejora nuestro estado de ánimo, algo en lo que influye también nuestro nivel de energía.

 

 

¿Cómo mejorar mi calidad de sueño?

 

Ahora que ya sabes lo importante que es dormir bien para estar fuerte y sana, solo queda conocer algunos trucos sencillos para mejorar nuestro sueño. A continuación tienes 5 consejos fáciles que puedes incorporar en rutina para dormir mejor y conciliar el sueño más rápidamente. ¡Toma nota!

 

 

1 La importancia de los horarios

 

Los expertos coinciden que para dormir bien, uno de los factores más importantes es mantener un horario constante, es decir, levantarse y acostarse siempre a la misma hora.

 

Somos seres de costumbres y mantener un horario de sueño constante nos ayuda a regular nuestros ritmos circadianos

 

Si tu ritmo de vida actual te impide cumplir al pie de la letra esta regla, intenta al menos que tu horario no varíe más de dos horas entre un día y otro o entre el fin de semana y el resto.

 

 

2 Evitar estimulantes por la tarde

 

Si no duermes bien, una buena idea puede ser evitar cualquier tipo de estimulante por la tarde. Algo estimulante puede ser desde tomar una taza de café más tarde de las 16 horas, hasta realizar una actividad física intensa pocas horas antes de acostarte.

 

El alcohol es también un enemigo del sueño. Aunque mucha gente cree que una copa de vino les ayuda a dormir mejor, realmente no es cierto. Puede ayudar a conciliar el sueño más rápido pero, cuando nuestro organismo comienza a eliminar el alcohol ya de madrugada, provoca despertares nocturnos y sueño frágil.

 

 

3 La luz y la temperatura son cruciales

 

Un entorno adecuado para dormir debe ser fresco y totalmente oscuro. Taparnos demasiado o dormir con la calefacción alta puede empeorar nuestra calidad de sueño. Igualmente dormir con la televisión o con la persiana abierta puede hacer que la luz bloquee nuestra producción natural de melatonina (hormona del sueño), provocando que nuestro sueño sea débil o que nos cueste quedarnos dormidos.

 

Si te cuesta dormir, evita la tecnología unas horas antes de acostarte y busca un entorno fresco y oscuro en tu habitación que propicie un sueño saludable.

 

4 Qué y cuándo cenas también es importante

 

Por la noche no toleramos igual los alimentos. Las digestiones pueden volverse más pesadas y entorpecer nuestro sueño. Cenar mucho y muy tarde también dificulta el sueño. 

 

Para dormir bien, es preferible cenar ligero y como mínimo dos horas antes de acostarte. También se recomienda evitar los ultraprocesados, postres dulces y/o bebidas azucaradas.

 

5 Remedios naturales para dormir

 

Es posible que pruebes todo lo anterior y sigas teniendo problemas para dormir. Todos pasamos por épocas de preocupaciones, estrés o ansiedad. En esos casos puede ser necesario una ayuda extra para dormir pero, intenta evitar los ansiolíticos todo lo posible, solo recurrir a ellos como último recurso y siempre bajo la supervisión de un profesional. 

 

Antes de llegar a eso, hay multitud de opciones naturales que probar. Por ejemplo, tomar un suplemento natural de melatonina, una infusión de valeriana, hacer una meditación guiada para dormir o utilizar la aromaterapia como relajante puede ser una solución sencilla y eficaz para mejorar tu calidad de sueño.

 

Como ves, hay cambios sencillos que no implican mucho esfuerzo pero que pueden marcar la diferencia.

Da al sueño la importancia que se merece y dedica algo de tiempo a mejorar tu rutina para dormir, ¡Verás mejorar tu salud y tu vida!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes:  britneyegner.com,  christiescloset.tumblr.com

Autor: Judit Sancho Freiría

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *