La guía definitiva para elegir el champú adecuado

Guía para elegir el champú adecuado

 

Sabemos que en verano hay que hidratar el cabello más que nunca y que en invierno, posiblemente tengamos que luchar contra el temido encrespamiento. Pero al margen de eso, pasamos mucho tiempo en busca del champú perfecto sin demasiado éxito y esto es quizás porque no identificamos cuál es la necesidad exacta de nuestro cuero cabelludo y cabello.

 

Muchas veces nos dejamos llevar por falsos mitos o creencias, pero ¿en qué debemos fijarnos realmente cuándo buscamos “EL” champú? Modesta Cassinello, farmacéutica y creadora de su firma homónina nos da las claves para que nuestra elección sea un éxito en cuatro sencillos tips. Palabra de experta.

 

 

1-Identificar las necesidades de nuestro cuero cabelludo y nuestro cabello ya que no siempre van unidas. Por ejemplo, si tenemos un cuero cabelludo graso pero un cabello seco deberemos elegir un champú adecuado al cuero cabelludo y complementar con mascarillas y acondicionadores para hidratar el resto del cabello.

 

2-Eliminar de la mente la falsa creencia de que no es bueno lavar el cabello a diario. Debemos escuchar a nuestro pelo. Si es graso tendremos que lavarlo con más frecuencia sin que ello provoque más grasa, todo lo contrario, alternaremos el champú de tratamiento con un champú de uso frecuente con agentes suaves que lo mantengan sano y bonito a diario. H01 de Modesta Cassinello (pvp.22€) sería una buena elección.

 

3-Mantener el cuero cabelludo libre de residuos, polución o exceso de grasa. La mejor manera de que nuestro cabello sea receptivo a cualquier tratamiento es que esté lo más limpio posible. La experta recomienda utilizar un champú de limpieza profunda como su H07 con sal marina (pvp.29€) una vez a la semana o cada dos semanas. De esta forma el cabello será más agradecido y el champú o tratamiento que utilicemos será más efectivo.

 

4- El pelo no se acostumbra. Alternar champús en función del momento en el que nos encontremos es necesario. Muchas veces elegimos un champú con el que estamos contentos pero un día deja de funcionar… Y no, no es que el cabello se haya acostumbrado, es que nuestro cuero cabelludo y cabello pasan por distintos momentos y situaciones en los que necesitan que alternemos con otros champús como puede ser un champú reparador después de una exposición prolongada al sol o tras una época de estrés podemos tener el cuero cabelludo más irritado o por el contrario graso. Deberemos adaptar nuestra rutina capilar al momento por el que pasa nuestro cabello.

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes:  businessinsider.es

Autor: Judit Sancho Freiría

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *