Astenia otoñal: cómo superarla y recuperar la energía

 

Vitamina C para la astenia otoñal 

 

Menos horas de sol, cambios en la rutina, el frío se ha asentado… es normal que la depresión aceche una vez llegado el otoño. El cambio de estación trae consigo muchos cambios y muchas veces nuestro cuerpo y nuestra mente no están listos para asimilarlos, lo que nos empuja en la mayoría de los casos a una sensación constante de cansancio, debilidad y fatiga física y psíquica. Altrient, la marca de suplementos pionera en utilizar tecnología liposomal, nos muestra las claves para superar el bajón otoñal y recuperar la energía con su producto estrella, la vitamina C.

 

 

 

Si has notado una bajada en tu estado de ánimo, somnolencia o notas que estás más irritable y apático, presta atención a los siguientes consejos para recuperar la energía y dejar atrás la astenia otoñal:

 

  1. ALIMENTACIÓN: Es muy importante intentar mantener una alimentación sana y variada que cubra todas las necesidades nutricionales de nuestro cuerpo. Si es posible también hay que respetar los horarios para las comidas, así se asegura un correcto funcionamiento del organismo.
  1. SOL: la exposición a la luz solar es muy importante para aumentar los niveles de serotonina, un factor muy importante para reducir la sensación de cansancio a lo largo del día. Incluso en los días nublados es importante tomarse un momento al aire libre para respirar.
  1. VITAMINA C: este clásico otoñal ayuda a reforzar el sistema inmunológico para sobrellevar de mejor manera los cambios de temperatura, evitando gripes y catarros. Además de aumentar la función cognitiva y reducir el dolor muscular para paliar los síntomas de la astenia.
  1. ACTIVIDAD FÍSICA: la actividad física diaria durante el día (si es posible al aire libre), puede ayudarte a sentirte lleno de energía durante el día y descansar mejor por la noche.
  1. ACTIVIDAD INTELECTUAL: actividades sencillas como la lectura o pasatiempos son buenos estímulos intelectuales, además de ayudar a dejar de lado los pensamientos negativos y la sensación de tristeza que la astenia otoñal provoca.
  1. SUEÑO: definir horarios fijos para salir de la cama y para ir a dormir es una manera de asegurar que se cumple un mínimo de horas de sueño, ni más ni menos. Algo que nos permitirá regular de manera progresiva la rutina para sacar mayor provecho al día.

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: flickr.com

 

Autor: Judit Sancho Freiría

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *