5 errores que cometes con la mascarilla y que pueden ponerte en peligro

Los errores que cometes con la mascarilla

 

Para protegerte y proteger a los demás frente al coronavirus no vale cualquier mascarilla. Además, tampoco vale ponérsela mal. De la mano de la firma gallega IDAWEN te contamos qué errores deberías evitar si quieres protegerte correctamente.

 

 

 

1- Utilizar mascarillas que no están homologadas.

 

Las mascarillas caseras no están homologadas, tampoco algunas de las que se venden en tiendas físicas o en internet. Es importante que leas las etiquetas y que solo utilices mascarillas que incluyan la regulación UNE 0065:2020 o la UNE0064-2020, en el caso de las higiénicas. La UNE-En 14683, en el caso de las quirúrgicas, y la UNE-EN-149, en el caso de las EPI. La máscara IDAWEN incluye dos filtros, el de protección antibacteriana cumple la regulación UNE 0065:2020 y el de protección vírica, cumple la norma EN-779:2012, valores compatibles con los de la norma UNE-EN-149.

 

 

2- Elegir mascarillas que dificultan la respirabilidad.

 

Es evidente que las mascarillas dificultan la respiración, pero no todas ofrecen el mismo índice de respirabilidad, algo importante, por ejemplo, a la hora de practicar deporte o incluso para personas que tienen de por sí algún problema respiratorio. Para mejorar la capacidad de respirar con comodidad, la máscara IDAWEN incorpora dos válvulas de exhalación, indispensables para la práctica deportiva. Además, las válvulas permiten evacuar la humedad y el CO2 que se produce al respirar, no permitiendo la entrada de partículas externas. En caso de no poder mantener la distancia social, puedes sustituir las válvulas de exhalación por clips de sellado, que evitan las fugas de exhalación. Por otra parte, el índice de respirabilidad del filtro Lyocell es de 28 PA/Cm2, mejorando mucho al establecido por la UNE-EN14683:2019+AC referente a las mascarillas de tipo quirúrgico de 60 PA/ Cm2.

 

 

3- Llevar la mascarilla demasiado ceñida o, por el contrario, holgada, dejando zonas desprotegidas.

 

Es difícil dar con una mascarilla que quede perfecta, ni ceñida ni holgada, porque no es habitual encontrar diversas tallas y las medidas del rostro no son las mismas en todas las personas. IDAWEN ha resuelto este problema de dos formas: por una parte, ofrece 4 tallas, de forma que es más sencillo que encuentres una mascarilla que se adecúe a tu rostro, por otra parte, el cierre con velcro, así como el tejido ergonómico, facilitan que el ajuste sea perfecto. De esta manera la mascarilla dejará de molestarte, porque no se moverá, y, además, te protegerá mejor.

 

 

4- Elegir tejidos que no facilitan la transpiración y pueden incrementar los problemas en la piel.

 

El uso de la mascarilla está provocando diversos problemas en la piel como un aumento considerable del acné o de la dermatitis. Cuanto más transpirable sea el tejido, menos humedad habrá en el interior de la mascarilla y, por lo tanto, tu piel sufrirá menos. El filtro de protección antibacteriana de la máscara IDAWEN está confeccionado con Lyocell®, un material que, además de ser sostenible y contar con el Certificado Oeko-Tex Standard 100, absorbe la humedad y es ultrasuave, resultando apto incluso para personas con gran sensibilidad cutánea.

 

 

5- Utilizar la misma mascarilla en todas las situaciones.

 

No es lo mismo viajar en transporte público, que pasear por la ciudad o el campo. Cuando no puedes mantener la distancia social es importante utilizar una protección mayor. La máscara IDAWEN incorpora dos filtros diferentes e intercambiables, en función del momento de uso. Para situaciones de mayor distancia social se aconseja elegir el filtro de protección antibacteriana confeccionado con Lyocell®. Este filtro ofrece un 98,91% de protección antibacteriana (BFE). Para situaciones de mayor proximidad social, se aconseja elegir el filtro F9 que ofrece protección antivírica en un rango del 75-85 %, ante partículas de 0,3 micras, con valores compatibles con la norma UNE-EN 149:2001+A1, protección que está en el umbral de los valores que aportan las mascarillas FFP2.

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes:  freepik.es

Autor: Judit Sancho Freiría

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *