Así afecta una mala alimentación a la piel

 

Acné, flacidez, envejecimiento prematuro, cuperosis y pérdida de cabello, ¿Cómo evitar estos problemas?

 

La alimentación puede ser causante tanto de enfermedades como de beneficios para la salud. Al igual que puede causar enfermedades metabólicas (como la diabetes o la hipercolesterolemia) y obesidad, también afecta a problemas de la piel. “Afecciones como el acné y el envejecimiento prematuro se pueden ver agravadas por una alimentación inadecuada al igual que pueden aparecer nuevas patologías como son la cuperosis o alopecias repentinas” explica Marta Hermosín, médico, farmacéutica y especialista en nutrición y dermocosmética del Instituto de Dermatología Integral.

Un exceso en el consumo de grasas saturadas, alimentos procesados y azúcares refinados pueden ser los responsables de la aparición de acné y un agravamiento del mismo. Así mismo como de la aparición de milliums, pequeños puntos de queratina y células muertas de entre 1 y 3 milímetros, que aparecen en la cara debido a que los poros están cerrados a causa de un acúmulo de grasa en ellos. “Evitar los lácteos es muy importante, incluso los que no tienen lactosa, ya que la caseína y otras proteínas presentes en los lácteos también producen grasa; el chocolate, las bebidas con cafeína; y, por supuesto, los embutidos grasos” añade Marta Hermosín.

La flacidez y el envejecimiento prematuro tienen relación con un déficit en la ingesta de frutas y verduras, entre otros. El resultado es una piel deshidratada, con el consecuente empeoramiento de la capa más visible de la piel, la epidermis. La falta de agua hace que la piel se vuelva más fina por lo que es habitual que aparezca flacidez y las arrugas de expresión están más marcadas.

 

 

Otra de las consecuencias de una mala alimentación, es que se genere una deshidratación profunda de la piel y esta se vuelva reactiva. “Debido a este problema, responde de forma exacerbada a las agresiones externas, como son cambios de temperatura o incluso cualquier roce, apareciendo rojeces tanto en el rostro como en cualquier parte del cuerpo. Si este problema se mantiene en el tiempo a consecuencia de una falta de hidratación o una alimentación inadecuada, esta piel reactiva se puede cronificar con el resultado de ruptura de capilares de la piel y el posterior desarrollo de rosácea” apunta la especialista de Instituto de Dermatología Integral.

 

Una dieta pobre en alimentos ricos en hierro, presente en las carnes rojas y en la casquería (se deberían ingerir al menos cada 10 días), y ciertos minerales, como el magnesio, fósforo, selenio y potasio, presentes en los mejillones, y ciertos pescados azules, y las vitaminas del grupo C, D, E, presentes en el huevo, aguacate, o garbanzos, puede provocar también una pérdida puntual de cabelloSi no se actúa corrigiendo la dieta y sin un tratamiento médico adecuado, el folículo piloso puede acabar destruyéndose por lo que no se podrá recuperar el cabello perdido.

Alimentos beneficiosos para la piel

 

Igual que una alimentación inadecuada puede provocar problemas en la piel, también hay una serie de alimentos que son beneficiosos, para la misma y aportan luz, jugosidad y luminosidad. Dan elasticidad a los tejidos más secos evitando las arrugas, ya que al captar los radicales libres de la piel, evitan el estrés oxidativo y, por consiguiente, el envejecimiento prematuro. De esta forma, la dieta debe ser rica en:

  • Agua y electrolitos: agua de coco, brócoli, salmón, tomate y alcachofa
  • Vitaminas y antioxidantes: arándanos, naranja, espinacas, berenjena
  • Ácidos grasos poliinsaturados: sardinas, atún, nueces y almendras

 

También debe ser equilibrada, no debe faltar ningún grupo alimentario y debe ir acompañada de ejercicio físico. “Si somos conscientes de que nuestra forma de alimentación no es la adecuada y aparece cualquiera de estos problemas a nivel dermatológico, es fundamental acudir a un especialista para obtener un diagnóstico y un tratamiento en el que se incluya un plan nutricional adecuado” insiste Hermosín.

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes:  thetrendspotter.net,

 

Autor: Judit Sancho Freiría

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *