Posturas sexuales: las recomendadas durante el embarazo

Qué posturas sexuales son mejores mientras estas embarazada? 

 

¿Cuáles son las mejores posturas sexuales durante el embarazo? ¿La libido se ve afectada de alguna manera? Son algunas de las preguntas que más se hacen las embarazadas.

 

Las estadísticas señalan que el temor de hacer daño al feto, el tener el abdomen cada día más voluminoso, son temas hacen las parejas que están esperando un bebé deje de tener relaciones sexuales al avanzar el embarazo.

 

Sin embargo, según los expertos, el aumento del flujo sanguíneo a tu región pélvica durante el embarazo puede hacer que el sexo sea aún mejor.

 

Tener relaciones sexuales durante el embarazo es perfectamente seguro, pero a medida que tu abdomen crece, hay ciertas posiciones que son más fáciles para ti y tu pareja.

 

Pero hay que tener en cuenta que durante el embarazo mantener relaciones sexuales resulta muy gratificante y placentero, además que es muy beneficioso desde el punto de vista físico. Es muy útil para estimular la circulación sanguínea, aliviar las tensiones del embarazo y liberar endorfinas.

 

 

Las mejores posturas sexuales durante el embarazo

 

Encontrar posiciones sexuales durante el embarazo que sean a la vez cómodas y estimulantes puede no ser fácil, pero es posible, sin importar en qué trimestre te encuentres.

 

Los expertos aconsejan sobre las posturas sexuales más beneficiosas para embarazadas que debe probar lo antes posible.

 

 

Cuchara

 

Acuéstate de costado y haz que tu compañero se acurruque junto a tu espalda, entrando por detrás.

 

Esta puede ser la mejor posición para el tercer trimestre, según los expertos. Es cómodo, nadie tiene que esforzarse demasiado y la penetración profunda es difícil de lograr. Lo cual es bueno para el cuello uterino si es sensible.

 

La cuchara también mantiene la presión fuera de tu vientre (y vejiga).  Además, deja las manos libres para frotar tu clítoris para una estimulación adicional.

 

 

En el borde de la cama

 

Acuéstate en el borde de la cama boca arriba con los pies en el suelo. Luego, apoya el torso sobre los codos y haz que tu compañero se pare o se incline sobre ti mientras ingresa.

 

Esta posición te permite mover las caderas, hasta adquirir el goce que quieras lograr, y tener tu peso apoyado en la cama puede ser útil. También te permite estar cara a cara, lo que puede resultar más íntimo.

 

 

Vaquera inversa

 

Haz que tu compañero se acueste de espaldas y siéntate a horcajadas sobre él, de cara a los dedos de los pies. Esta posición te permite controlar la profundidad, la velocidad, el ritmo y los ángulos de la penetración.

 

También puedes ejercer presión contra el punto G, lo que puede crear una respuesta orgásmica diferente y más intensa.

 

 

A tener en cuenta

 

Estas son algunas posiciones cómodas, aunque si te apetece tener sexo sin penetración también está bien.
Existe la masturbación mutua, el sexo oral, estimulación senos; también puede ser una excelente manera de conectarte con tu pareja y disfrutar de los beneficios del sexo en esta etapa de tu vida.

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Cuidate plus, Tv crecer.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *