Expertos recomiendan: cero azúcares y lactancia materna

 

Expertos en nutrición han realizado varios estudios con bases científicas, insistiendo en no dar azúcar añadido a los bebés y apostar por la lactancia materna como el alimento primordial para los bebés en sus primeros años.

 

«Las exposiciones nutricionales durante los primeros 1.000 días de vida no sólo contribuyen a la salud a largo plazo, sino que también ayudan a moldear las preferencias de sabor y las elecciones de alimentos«.

 

Estas fueron palabras del Comité de Nutrición de la Academia Americana de Pediatría y el Instituto de Investigación Pediátrica Dell de la Universidad de Texas en Austin (Estados Unidos).

 

Cero azúcares en absoluto y más lactancia materna

 

Un mensaje clave en las recomendaciones para bebés de 2020: cero azúcares agregada sería lo indicado para el desarrollo de un bebé.

 

«Evitar alimentos y bebidas con azúcares añadidos durante los primeros 2 años de vida», declaró el comité. «Es probable que la energía de estos productos desplace la energía de los alimentos ricos en nutrientes, aumentando el riesgo de insuficiencia de nutrientes.

 

El consumo de bebidas endulzadas con azúcar está relacionado con un mayor riesgo de sobrepeso u obesidad.

 

Los azúcares agregados se utilizan en alimentos procesados y bebidas para endulzar y se diferencian de los azúcares naturales que contiene una pieza de fruta o un vaso de leche.

 

 

 

Optar por alimentos saludables y lactancia materna

 

Las manzanas y naranjas contienen azúcar, pero proporcionan fibra y nutrición en general dice los pediatras.

 

La leche materna también tiene azúcar, pero está completa de componentes que estimulan el sistema inmunológico y combaten las infecciones. Además, es la combinación perfecta de grasas, proteínas, carbohidratos y vitaminas para las necesidades de un bebé.

 

El hierro es muy importante para la alimentación del bebé, por lo tanto, los padres deben alimentarlos con alimentos ricos en hierro y zinc durante los segundos 6 meses de vida; o fortificarlos con alimentos enriquecidos con hierro como los cereales para bebé.

 

La vitamina D, es algo primordial en la alimentación del bebé. La leche materna no contiene cantidades adecuadas de vitamina D a menos que la madre esté tomando suplementos en niveles altos.
Los expertos recomiendan: dar lactancia total y parcial desde el nacimiento hasta que el bebé es destetado y bebiendo leche de vaca o fórmula infantil fortificada con vitamina D.

 

La alimentación sólida se iniciará al sexto mes de vida cumplido ya que la alimentación láctea debe estar exclusiva en el primer semestre.

Ante cualquier duda respecto a la dieta de tu bebé es indispensable que consultes con el pediatra.

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: La neutra,Hola.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *