Sesión de fotos postboda o preboda, ¿cuál elegir? 

Sesión de fotos postboda o preboda

 

Si hay algo que desde luego es para siempre en cuanto a una boda, eso son las fotografías. Las imágenes quedan insertadas en un álbum para que podamos disfrutarlas una y otra vez con el paso de los años y nos enamoremos de nuevo en cada imagen. Sin embargo, en esta ocasión no hablamos de las fotos del propio día de la boda, sino de las instantáneas que pueden darse antes o después del enlace. Las fotos preboda o postboda cada vez son más habituales pero, ¿cuál elegir si solamente podemos quedarnos con una de ellas?

 

 

  • La sesión preboda. Es ese momento en el que los novios, vestidos en condiciones pero generalmente de sport para estar cómodos, conocéis al fotógrafo y empezáis a crear ese momento de intimidad y de confianza con él. Normalmente estas fotos se hacen en lugares importantes para la pareja en cuestión, ya sea el pueblo de procedencia de uno de los dos, la ciudad donde se conocieron, un sitio al que estaban deseando ir… A favor de esta sesión tenemos que decir que así los novios pueden estar mucho más relajados en la boda porque por fin conocen lo que es que te apunte un objetivo, algo a lo que no mucha gente está acostumbrada.

 

  • La sesión postboda. También tiene su encanto, y aunque ya haya habido muchas fotos en el propio día de la boda, estas son distintas. Al contrario que en la sesión preboda, en esta ocasión lo ideal es ir vestido de nuevo con el traje que se lució en la celebración oficial. Se puede llevar el mismo look -en cuanto a maquillaje y peinado- o hacer algo diferente para que las fotos no sean exactas. Lo bueno es que no se viven los nervios de la boda y que el día de la postboda la relajación es total y además simboliza otra oportunidad para volver a ponerse de novios.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *