Por qué algunas parejas siguen juntas si no se quieren 

 

Relaciones de pareja complicadas

 

El mundo del amor es cambiante y complicado y muchas parejas lo tienen difícil en el día a día, al igual que para otras su relación es un paseo de amor y de flores. En este caso nos centramos en las primeras, en esas dos personas que un día decidieron unirse y que de pronto han visto que su amor se apagaba y tienen que tomar una decisión, pero no la toman. ¿Por qué algunos siguen juntos si no se quieren? Lo analizamos.

 

 

  • Cuestión de comodidad. Muchas parejas no se separan porque aunque ya no estén enamorados y no haya ni pizca de amor ni de sexo, ni siquiera de cariño, están cómodos el uno con el otro y no se molestan. Establecen sus rutinas y no se molestan, no se juzgan mutuamente y sobre todo, se respetan. Es una cuestión de convertirse en compañeros de piso o incluso en colegas sin que ninguno de los dos sufra.

 

  • Cuestión económica. Porque uno gana más que el otro o depende totalmente de él, porque hay propiedades en juego, por la seguridad económica de los niños… Muchos continúan viviendo juntos porque el dinero por desgracia muchas veces pesa más.

 

  • Cuestión de esperanza. Puede que la llama de la pasión se haya terminado hace años, pero queda un resquicio de esperanza de que todo vaya a volver a ser como era. Cuando dicen que la esperanza es lo último que se pierde es completa y absolutamente verdad.

 

  • Cuestión de inseguridad. ¿Qué pasará si dejo a esta persona? ¿Encontraré a alguien que me quiera? ¿Conseguiré vivir sola hasta que eso pase o si eso no pasa nunca? La inseguridad puede llegar a dominarnos y paralizarnos, así que hay que trabajarla para que eso no ocurra y seamos capaces de tomar decisiones y pasar a la fase de felicidad, aunque sea sin pareja.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *