¿Cómo saber si has tenido un orgasmo?

 

¿Orgasmos femeninos, los sabes reconocer?

 

Los expertos concluyen en que definir un orgasmo es algo muy difícil. Lo cierto es que para las mujeres reconocerlo es mucho más difícil a diferencia del orgasmo masculino que es inconfundible.

 

El orgasmo dura tan sólo unos segundos, su manifestación es repentina, pero se anuncia con un crescendo en el placer.

 

Se produce cuando sentimos mucho deseo, la vagina se lubrica, se agita la respiración, todo genera una gran presión sanguínea en la zona genital. En ese momento entramos en una fase de tensión muscular.

 

¿Cuándo se produce el ansiado orgasmo?

 

El orgasmo llega luego de un estado de máxima excitación y se vive como una sensación de liberación. Tengamos en cuenta que los cuerpos son diferentes y cada persona lo expresa de una manera distinta.

 

Los expertos explican que gracias a los neuroquímicos liberados durante el orgasmo, puede sentirse como un trance sensual y crear un estado de éxtasis sexual que puedes sentir tanto física como psicológicamente.

 

En pocas palabras, es la mayor excitación y gratificación sexual que se siente y luego sigue una etapa de relajación.

 

 

Algunas señales físicas

 

Algunas señales pueden indicarte si está en camino.

 

Cuando estás excitado, tu corazón late más rápido, tu respiración se acelera, tus pezones se ponen rígidos y tus genitales se llenan de sangre. A medida que aumenta la excitación, estas sensaciones aumentan hasta llegar al orgasmo.

 

Si bien el proceso físico es el mismo para todos, la experiencia orgásmica real varía de mujer a mujer y no todas las veces ocurre de la misma manera. Es posible que sientas un leve cosquilleo, y una sensación explosiva en todo el cuerpo la siguiente.

 

Sin embargo, hay algunos indicios generales, como contracciones en la vagina, levantamiento o empuje pélvico, curvatura de los dedos de los pies o de las manos, respiración y gemidos rápidos y pesados, y una sensación de euforia.

 

Cuando lo tengas vas a darte cuenta, porque es una sensación que no la puedes confundir con ninguna otra cosa.

 

Una buena manera de practicarlo y sentir un orgasmo es aprender a familiarizarte con tu cuerpo y ver cómo reacciona frente a la estimulación.

Puedes probar masturbarte sola o en pareja, hasta saber qué es lo que puede provocarte el sentirlo.

 

Saber cuáles son las zonas más sensibles, y de qué manera presionar o acariciar tu clítoris para que ocurra.

 

 

¡¡Aprende a disfrutar del viaje y del conocimiento de tu cuerpo y podrás tener orgasmos más intensos y mejores en tus relaciones!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: La República, El Confidencial.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *