Deseo sexual de la mujer: ¿es diferente al hombre?

 

 

Diferencias en el deseo sexual de hombres y mujeres

 

Cuando hablamos del deseo sexual o libido, no podemos generalizar, ya que los hombres y las mujeres lo experimentan de diferente manera.

Varios estudios realizados indican que el deseo sexual de las mujeres es menos directo y más difícil de identificar.

 

Además, se ha comprobado que los hombres se excitan más espontáneamente y tienen muchas más fantasías sexuales que las mujeres.

 

Las mujeres tenemos que tener algún tipo de conexión emocional para tener relaciones sexuales. Claro está que siempre hay excepciones y el deseo sexual depende también de cada persona.

 

¿Es cierto entonces que los hombres tienen un deseo sexual más fuerte que las mujeres?

 

Muchos estudios han demostrado, que no sólo es más fuerte, sino, es mucho más directo, o “al punto”.
En contraste, el deseo sexual femenino está influenciado por sentimientos y además, factores biológicos, culturales y sociales. Digamos, que es un poco más complejo.

 

Tengamos en cuenta que el deseo sexual femenino está influenciado por factores biológicos, culturales y sociales. Tal vez se deba el rol predominante que tienen los hombres en la sociedad además de tener que ver con factores biológicos.

 

 

Diferencias entre el deseo sexual femenino y masculino

 

Según estudios realizados en la universidad de Chicago la mayoría de los hombres piensan más en sexo y lo buscan con más frecuencia, mientras que sólo una cuarta parte de las mujeres reportan esa frecuencia.

 

  • Los hombres están dispuestos a pagar por sexo más que las mujeres, y se masturban con mucha más frecuencia.

 

  • Las mujeres necesitan la seducción, le llega el tema sexual por los oídos, requiere un contexto, una trama un romance, un misterio. El camino es más complejo del que recorren los hombres.

 

  • Los hombres poseen la facilidad de concentrarse en el momento presente y disfrutar al máximo, además de poder alejarse de los problemas con facilidad.

 

  • Las mujeres si tienen hijos pequeños si se sienten cansadas y estresada, influye mucho en el deseo sexual.

 

¿Cómo mantener una vida sexual saludable y sin competencia entre ambos sexos?

 

  • Lo fundamental es que exista comunicación, mantenerse activos en lo laboral y lo físico, y no caer en la rutina dentro de la relación de pareja.

 

  • Practicar una vida sana con una buena alimentación, libre de alcohol y sustancias tóxicas.

 

 

  • Ante cualquier duda o inconveniente acudir a profesionales de las patologías para mantener una vida sexual activa y saludable.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Boston Medical Group, El confidencial.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *