Los 7 cuidados imprescindibles del contorno de ojos

Cómo cuidar del contorno de los ojos 

 

La piel del contorno de los ojos es la zona más frágil de todo el rostro.  Es unas diez veces más fina que el resto y se reseca con más facilidad.  Su película hidratante es muy pequeña, ya que no contiene suficientes glándulas sebáceas y sudoríparas. Además, su microcirculación sanguínea funciona más lenta, y el drenaje de la zona es insuficiente. El cuidado del contorno de los ojos debe ser prioritario a partir de los 25 años para mantener la piel elástica y mitigar las ojeras, las bolsas y las arrugas. Germaine de Capuccini Goya, uno de los centros de belleza más TOP del barrio de Salamanca, te revela los cuidados para presumir de unos ojos de impacto, ahora que debemos llevar mascarilla.

 

 

 

7 cuidados imprescindibles

 

1.Si tienes las primeras arrugas de expresión. Es imprescindible que empieces a usar un contorno de ojos hidratante que atenuará esos pequeños signos de la edad, y ayudará a prevenir que se hagan más profundos. Lo ideal que es se use el contorno por la mañana y por la noche.

 

2. Si tienes ojeras y bolsas. Necesitas un producto que sea descongestivo, te ayudará a hidratar y a activar la micro circulación para desinflamar la zona. Para aplicar el producto, hay que hacerlo de fuera hacia dentro con pequeños toquecitos que drenen y ayuden a disminuir la inflamación. El procedimiento es el mismo tanto de día como de noche. Si el problema de bolsa es muy intenso, lo más recomendable es usar por la noche un contorno en formato gel que no sea graso y que no sature esa piel tan delicada.

 

3. Si tienes arrugas pronunciadas. Ha llegado el momento de recurrir a productos más potentes que ayuden a tratar la zona con mayor profundidad y con principios activos que hidraten, rellenen un poco las arrugas y líneas de expresión profundas y aporten un efecto lifting. Es imprescindible hidratar la zona de día y de noche.

 

4. Desmaquíllate, siempre. Al limpiar bien esta zona, colaboras en que no aparezcan arrugas prematuras y evitas que aparezcan posibles infecciones y alteraciones como alergias o dermatitis. En medida de lo posible, no utilices algodones para remover o aplicar productos, ya que la fricción de sus fibras favorece las arrugas.

 

5. Duerme más de 7 horas. La falta de descanso hace que los músculos se tensen fomentando la aparición de ojeras y arrugas.

 

6. Bebe agua. Las células deben mantenerse bien hidratadas para impedir el envejecimiento prematuro de esta área. Hay que beber mínimo 2 litros de agua al día y consumir frutas y verduras ricas en agua y vitamina C como la piña, melón, la manzana o el pimiento.

 

7. Recurre a remedios caseros. Puedes hacerte mascarillas caseras con productos de tu nevera como la papaya, el yogur o el aguacate. Poner 2 bolsitas de manzanilla fría sobre los ojos o las clásicas rodajas de pepino.

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes:  Germaine

Autor: Judit Sancho Freiría

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *