Ovulación, lo que necesitas saber si buscas embarazo

 

Aprende sobre tu ovulación para favorecer tu embarazo

 

La ovulación es el momento en el que el óvulo se encuentra ya maduro y sale del ovario hacia las trompas de Falopio preparado para encontrarse  con espermatozoides y en el que se puede producir la fecundación, pero es importante aclarar, si estás buscando embarazo, que el marco ideal en el que lograrlo se prolonga durante aproximadamente un par de días.

 

Se ha llegado a esta conclusión teniendo en cuenta la potencia fértil de los gametos. De un lado, la de los espermatozoides, que viene a durar unas setenta y dos horas, y del otro, la de los ovocitos, que se  extiende entre las doce y las veinticuatro horas. Estos últimos son muy delicados y tienen una vida corta y un comportamiento inestable.

 

Hay que aclarar en este punto que es cierto los médicos nos basamos mucho en los conocimientos de estudios probados y, en ocasiones, tenemos casos aislados que nos presentan situaciones poco usuales y que pueden ser complicadas de explicar con los dogmas científicos.

 

Cuando una mujer quiere ser madre y no lo logra sin echar mano del calendario, la ovulación es clave. En las consultas a menudo nos preguntáis por las señales de su llegada, por como reconocer este proceso natural que debe llegar antes de la menstruación.  Os explico:

 

 

La ovulación se produce a mitad de ciclo, habitualmente sobre el día catorce en un ciclo menstrual regular de veintiocho días. Cuando la mujer tiene ciclos más largos o más cortos, se supone que la fase más constante es la fase lútea, es decir la segunda mitad del ciclo. Este quiere decir que en mujeres que tienen ciclos de unos cuarenta días, la ovulación se produciría alrededor del día veintiséis; de forma similar, si una mujer tiene ciclos de veintiséis  días, habría que pensar que su ovulación se produce alrededor del día 8.

 

Hay distintos signos que pueden avisar a una mujer de su ovulación: el moco cervical se hace más abundante y más fluido y acuoso, se pueden notar molestias en la parte baja del abdomen y producirse también algo de manchado menstrual.

 

Es mucho más sencillo detectar la ovulación si disponemos de un ecógrafo, ya que entonces seremos capaces de ver lo que conocemos como folículos periovulatorios y que miden alrededor de dos centímetors de diámetro. A nivel hormonal, en el momento de la ovulación se produce un importante aumento de la hormona LH y es precisamente este aumento hormonal lo que suelen utilizar los conocidos test de ovulación.

 

 

Estos instrumentos, ecografía y test hormonales, ayudan también cuando las mujeres  presentan  ciclos irregulares. Esto sucede, por ejemplo, en algunas mujeres con ovarios poliquísticos que tienen reglas cada varios meses. Estas mujeres pueden sufrir lo que se conoce como anovulación que es una causa evidente de dificultad para concebir. La reproducción asistida puede ayudarles. En estos tratamientos,  los tiempos en los que se llevan a cabo los diferentes procedimientos  en el laboratorio (decumulación, fecundación o inyección intracitoplasmática) son muy estrictos y están condicionados por esa inestabilidad de los óvulos antes mencionada.

 

 

Espero haber aclarado vuestras dudas.

 

 

 

 

Fulvia Mancini es directora médica de Clínicas EVA

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *