Sexo en verano: consejos para practicarlo

 

Consejos para tener el mejor sexo en verano

 

Muchas veces el calor del verano cuando el clima se torna bochornoso puede afectar al momento del sexo porque nos sentimos demasiado exhaustos y sudorosos para hacer ejercicio.

 

Pero no todo tan malo, recuerda que los días son más largos, el ánimo es otro, por lo que el verano podría ser la temporada perfecta para disfrutar de tu lado más sexy. Según los expertos, realmente es la temporada que hace que tu vida de lujuria hierva.

 

El calor relaja los músculos, aumenta la sensación de la piel y hace que disminuyas la velocidad y te pongas en contacto con tu lado más lánguido y sensual, por lo tanto ¿todo será cuestión de actitud?

 

Elige tu ropa para la ocasión

 

Usa un top húmedo no solo te refrescará, sino que también lo volverás loco. Los hombres responden fuertemente a las señales visuales.

Elige un top o una camiseta transparente donde alcance a ver tus curvas femeninas, realmente lo excitará.

 

 

Háganlo en la ducha

 

Pueden tener sexo en la ducha, con el agua fría cayendo en sus cuerpos. Terminarán estando frescos limpios y sintiendo todo el placer, muy felices.

 

 

Jueguen con hielo

 

Si aún no ha jugado con hielo durante el coito, ahora es el momento. Mantiene un cubo en la boca mientras se besan o desliza el cubo de hielo sobre las áreas más sensibles del otro. La sensación de enfriamiento se siente increíble en las zonas erógenas, como si tus nervios se pusieran de punta.

 

 

 

Pon la ropa de cama en el congelador

 

Pon tus sábanas limpias y secas en el congelador y luego haz la cama. Suena algo extraño, pero se siente increíble.

 

 

Prueben hacerlo en superficies frías

 

Deja de lado la cama y prueba el piso de la cocina o cualquier superficie fresca de mármol o azulejos. Es increíble la sensación del que se queda en el piso, sintiendo el calor y el placer del cuerpo del que está arriba.

 

 

Elijan posiciones que no tengan tanto contacto de piel

 

Estilo perrito, es ideal para tener menos contacto piel con piel. De pie, es mejor si tus manos están contra una pared fría. Esta posición significa menos con tanto corporal y permite más espacio para respirar y sentir el aire que el misionero habitual.

Cuando finalmente te derrumbes sobre la cama en un estado de felicidad … quédate justo donde estás.

 

Permite que el cuerpo se mantenga caliente mientras la baja del clímax prolongará la excitación y te permitirá realmente deleitarte con lo increíble que se siente.

Así que recuéstate con tu chico, cierra los ojos y disfruta de las secuelas del sensual sexo de verano.

 

Luego ya tendrán tiempo de echarse y refrescarse nuevamente.

 

¡Por ahora solamente disfruten y sientan el placer!

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Diario femenino, NoticiasporelMundo.

 

 

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *