¿Qué es la Protección solar oral y cómo puede ayudarte?

 

Protección solar oral, en qué puede ayudar

 

 La protección solar es necesaria todo el año. Además del cáncer de piel, los rayos solares son los principales responsables del envejecimiento prematuro de la piel. En verano hay que reforzarla porque los rayos tienen más fuerza y porque pasamos más tiempo en el exterior. La protección tópica es innegociable, pero, además, también puedes utilizar protección solar oral. La farmacéutica Rocío Escalante, titular de Arbosana Farmacia, nos explica cuáles son sus beneficios.

 

 

¿Por qué usar protección solar oral?

 

– Es un complemento ideal a las cremas solares, al proporcionar una protección más completa frente a la radiación solar.

 

– Al aplicar las cremas solares siempre hay zonas del cuerpo que nos dejamos olvidadas (orejas, cuello, empeine de los pies, párpados…).

 

– Además, es habitual que usemos una cantidad de producto insuficiente.

 

– En ocasiones aplicamos la crema antes de salir de casa y olvidamos que hay que reaplicar pasadas dos horas y siempre después del baño o haber sudado.

 

– La protección solar oral multiplica la resistencia de la piel frente a la radiación solar.

 

 

 

¿Para quién es la protección solar oral?

 

Todas las personas pueden usarla, incluso los niños, porque algunas firmas como Cantabria Labs disponen de fotoprotectores orales infantiles, pero de forma específica las recomendamos para los siguientes grupos:

 

 

– Pieles atópicas y con otras alteraciones dermatológicas (rosácea, vitíligo, psoriasis): la protección solar oral permite reforzar el sistema inmunológico, evitando las inflamaciones de la piel que provocan a su vez tirantez, picores y otras molestias.

 

– Pieles con melanomas o riesgo de cáncer de piel: toda prevención suma, y si eres una persona de riesgo, combinar protección tópica con protección oral es lo mejor.

 

– Pieles con manchas y fotoenvejecimiento: el sol es el principal desencadenante del envejecimiento de la piel al provocar radicales libres, y esto se traduce en manchas, arrugas, pérdida de firmeza y elasticidad. Los protectores orales incluyen activos que ayudan a combatir el fotoenvejecimiento.

 

– Deportistas: el sudor hace que la crema solar vaya perdiendo eficacia, quedando la piel más desprotegida frente al sol.

 

– Personas en tratamientos estéticos despigmentantes o de fotodepilación con láser.  Estas pieles son más sensibles a posibles reacciones, manchas, etc.

 

– Para un bronceado más bonito. La fotoprotección oral también puede ayudar a conseguir un bronceado más rápido, pero seguro, al activar la síntesis de melanina.

 

 

 

 

 

 

Si decides incorporar la fotoprotección oral, no olvides que siempre será un complemento a las cremas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Rocío Escalante

Autor: Judit Sancho Freiría

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *