Partes del cuerpo de más debes proteger del sol

Partes del cuerpo más comunes que nos olvidamos de proteger del sol

 

Aunque seas muy cuidadosa al aplicar protector solar en el cuerpo, muchas veces terminas con una quemadura solar en algún lugar sin darte cuenta.
Algunas personas tienen piel fotosensible debido a una enfermedad o afección y se queman con más facilidad.

 

También puede ocurrir que no nos demos cuenta, o nos olvidemos, de que ciertas áreas de la piel de nuestro cuerpo son más delgadas y, por lo tanto, se dañan más fácilmente con el sol. O simplemente es una zona que olvidamos proteger.

 

 

Las manos

 

La piel de las manos es muy delgada y sensible y más vulnerable al daño. A medida que envejeces, tus manos serán la primera parte del cuerpo que delatará tu edad.

 

Una de las razones por las que muchos de nosotros no protegemos las manos, es porque no nos gusta la sensación de protector solar en ellas. Es importante y recuerda proteger las siempre.

 

 

El pecho y cuello

 

El escote y el cuello es otra área de piel muy sensible y delgada. El sol puede dañarla y aparecer manchas marrones y arrugas.

 

Muchas veces olvidamos de poner protector solar en esta zona, o no lo hacemos, debido a la apariencia aceitosa y brillante de algunos protectores solares. Pero tienes que usar el protector solar adecuado para evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

 

 

Cuero cabelludo y cabello

 

Debes protegerlos de los rayos UV emitidos por el sol. La luz del sol seca y puede aclarar el cabello simplemente por la exposición, el cuero cabelludo, como cualquier otra piel del cuerpo, es susceptible al cáncer de piel.

 

Elige un producto para proteger el cabello y el cuero cabelludo especiales para protegerse del sol, y utiliza para una protección mayor un sombrero, y siéntate a la sombra.

 

 

Las orejas

 

Explican los dermatólogos que nos olvidamos de aplicar protector en las orejas. Hay que asegurarse de extender el protector a los lados de la cara y cerca de la mandíbula.

Es importante aplicarlo incluso cuando estamos en el automóvil, en un avión, o sentados cerca de una ventana todo el día, para proteger la piel en todo momento.

 

 

Los pies

 

Es muy fácil descuidar la parte superior e inferior de los pies, pero es especialmente importante cuando usamos sandalias y caminamos por la arena.

Asegúrate de cubrir bien los pies, incluidos los talones, los tobillos, entre los dedos de los pies y las plantas de los pies.

 

 

Otras recomendaciones

 

  • Proteger la piel de la radiación solar en la cabeza con sombreros y en los ojos con gafas de sol.
  • Es importante beber agua con frecuencia y aplicarse crema hidratante tras la exposición al sol.
  • Evitar la exposición en horas peligrosas entre las 12 y las 16 horas.

 

 

Cuidarse es fundamental para prevenir enfermedades de la piel y envejecimiento prematuro.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Salud en tu vida, Glamour.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *