Sexo e higiene: todo lo que debes saber

 

 

Hábitos higiénicos para tener un sexo saludable

 

Cuando pensamos en el sexo pensamos en la intimidad física, pero la higiene es igual de importante.
La higiene sexual se refiere a comportamientos centrados en la salud que las personas deben hacer antes, después y durante las relaciones sexuales. De esa manera estamos previniendo el sufrir infecciones y enfermedades de transmisión sexual.

 

Tanto el hombre como la mujer deben tener una buena higiene de sus genitales; además deben de tener presente que intervienen otras partes del cuerpo además de los genitales, entre ellos las manos y la boca. Por lo que el aseo diario es fundamental.

 

 

Lavarse las manos

 

Lavarse las manos es algo importante a tener en cuenta cuando se trata de cualquier forma de actividad sexual. Si bien puede dejarse llevar en el momento, asegúrate de que tu pareja también se limpie las manos.

 

Las bacterias pueden estar en las manos, que luego pueden ingresar a la uretra, la vagina, la boca o el ano. También debes limpiar debajo de las uñas y recortarlas si están afiladas.

 

 

Juguetes sexuales limpios

 

Si estás usando juguetes sexuales solo o en pareja, debes limpiarlo después de cada uso con jabón neutro. De no hacerlo se acumulan bacterias que pueden ingresar en tu cuerpo.

 

 

Ropa interior limpia

 

Es extremadamente esencial usar ropa interior limpia y fresca. Todos los días, debes usar ropa interior limpia y fresca. Usar la misma ropa interior durante largos períodos de tiempo puede convertirse en un caldo de cultivo para las bacterias y puede hacer que ambos se propaguen entre sí.

 

 

Orinar luego de tener sexo

 

Una regla general para que el sexo sea saludable, sería orinar después de las relaciones sexuales. Te ayudará a limpiar de forma natural cualquier bacteria que pueda acercarse a la uretra e infectar aún más los riñones. De esta manera, puedes protegerse de una infección grave.

 

 

La misma superficie no debe penetrar el ano y otros orificios

 

En el ano y el recto hay bacterias que no deben introducirse en otros lugares como vagina o boca.
Para hacerlo debes cambiar el preservativo que recubre el pene o el objeto introducido, o te lavas las manos.

 

 

Utiliza preservativo

 

Recuerda que los anticonceptivos no pueden protegernos de enfermedades de transmisión sexual.
El condón es insustituible si tienes relaciones esporádicas.

 

 

 

En cuanto a las medidas de higiene, deben hablar estos temas y asegurarte de tomar las medidas necesarias para cuidar tu salud y la de los demás.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Diario femenino, El español.

 

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *