DERMATITIS: consecuencias del uso de mascarilla y cómo prevenirlas

Cómo cuidar la piel ante los problemas con la mascarilla

 

Las mascarillas se han convertido en un elemento más de nuestro día a día como medida para prevenir la transmisión del coronavirus. Sin embargo, para aquellas personas que tienen piel sensible o que sufren otras afecciones cutáneas, el uso de este nuevo “accesorio” trae problemas que si no se tratan de manera adecuada se pueden agravar, por ello, surge la pregunta ¿Qué podemos hacer para que la piel no sufra el impacto del uso de mascarilla? A continuación, Bionike explica las consecuencias y cómo prevenirlas, además presenta sus mejores productos para proteger y regenerar la piel tras el uso constante de mascarilla.

 

Cuando se utiliza la mascarilla durante un largo periodo de tiempo, se pueden generar heridas por la fricción que esta tiene con la piel, generando rozaduras, también se pueden dar casos de alergias a los materiales y para las personas que sufren dermatitis u otras afecciones, las consecuencias son un agravamiento severo de su condición. Esto se debe principalmente a la presión que la mascarilla ejerce sobre la piel y a la humedad que se produce en la misma por los vapores que la respiración genera, creando un ambiente que permite la proliferación de las bacterias que empeoran estas afecciones.

 

 

 

Consejos para cuidar la piel ante el uso constante de mascarilla

 

  1. Afecciones previas. Si la mascarilla está empeorando un padecimiento previo, la recomendación principal es mantener la rutina pre-existente si ha sido recomendada por un dermatólogo.

 

  1. Limpieza. Es muy importante manipular la mascarilla con las manos limpias para evitar contaminarla y si es posible aflojarla o retirarla cada dos horas en un espacio seguro.

 

  1. Piel limpia e hidratada. Utilizar productos específicos para limpiar e hidratar la piel, debido al nuevo estado de esta, es probable que se tengan que modificar los productos por otros mucho más hidratantes. Siempre hay que limpiar la piel antes y después de utilizar la mascarilla y secarla a toques.

 

  1. Sin maquillaje. Si es posible, evitar utilizar maquillaje en la zona cubierta por la mascarilla, y si se utiliza, lo ideal es que sea un producto ligero, muy hidratante y formulado para pieles sensibles.

 

  1. Si hay lesiones. Si aparece irritación, se puede utilizar una crema reparadora para evitar que se agrave, se debe utilizar una crema formulada para este tipo de lesiones, lo mejor es acudir a productos dermocosméticos.

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Judit Sancho Freiría

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *