Trucos para mantener tu casa fresca en verano

 

¿Cómo mantener la casa fresca en verano?

 

Cuando hace calor afuera y se filtra en la casa, es difícil motivarse para hacer casi cualquier cosa. Estás húmedo, pegajoso, sudoroso, es simplemente incómodo.

 

El aire acondicionado no puedes prenderlo todo el día porque gasta mucha energía y aumenta el precio en la factura.

 

Existen varios trucos para mantener la casa fresca cuando hace mucho calor y puedas sentirte más cómodo en ella, sin gastar tanto dinero.

 

Ventanas y persianas

 

Abre las ventanas una vez que se ponga el sol. Te sorprenderá de lo rápido que se reemplaza el aire caliente por aire fresco y refrescante.

 

Utiliza el ventilador para crear corriente de aire fresco que ingrese al hogar. Mientras tanto abre todas las ventanas de la casa tratando de generar corriente de aire y que el ventilador quite el aire caliente.

 

 

 

Las persianas debes mantenerlas cerradas durante el día

 

Recuerda que el 30% del calor no deseado en tu hogar proviene de sus ventanas a través del efecto invernadero: la luz solar y el calor ingresan, pero no pueden escapar.

 

 

Cortinas

 

Las cortinas opacas bloquean la luz solar, aislando naturalmente las habitaciones en las que están instaladas.

 

Puedes colocar cortinas térmicas aislantes que llevan un tratamiento especial para actuar como una verdadera barrera térmica.

 

 

Sábanas

 

El cambio estacional también debes cambiar tu ropa de cama. El algodón es el mejor material para tu ropa de cama en el verano, ya que es una tela que deja pasar el aire fácilmente y te mantiene más fresco.

 

 

Mantiene la temperatura de tu cuerpo

 

Si tus antepasados sobrevivieron sin aire acondicionado, tú también puedes. Desde tomar bebidas heladas y puede ayudar mucho aplicar un paño frío en áreas de pulso, el cuello y las muñecas.

 

Otros trucos incluyen ser inteligente con respecto a la selección de la ropa. Utiliza ropa holgada en colores claros y en tela de algodón qué es transpirable y te van a tener más fresca.

 

También puedes mantener un recipiente con agua fría cerca de la cama y sumergir los pies si sientes mucho calor en medio de la noche.

 

 

Apaga las luces

 

Las bombillas producen calor, especialmente las incandescentes. Si no puede reemplazar este tipo de bombilla anticuada, lo menos que puede hacer es minimizar su uso.

 

 

Evita utilizar el horno

 

El horno o la estufa en verano para que tu casa sea más cálida, por lo tanto, es buena idea que comiences a utilizar la parrilla.

 

Es una etapa ideal para comenzar a darte una ducha fría antes de ir a dormir. Tiene muchos beneficios para tu organismo además de mantenerlo fresco.

 

Es importante mantener la casa fresca pero la temperatura corporal también.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: HQ Realty, El blog del mundo del espiral.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *