¡Enfermedades de transmisión sexual en aumento!

Enfermedades de transmisión sexual (ETS) 

 

En 2018, el número de enfermedades de transmisión sexual alcanzó un máximo histórico. Esto es preocupante por muchas razones. Tener una infección de este tipo puede aumentar los riesgos de VIH, infertilidad, complicaciones del embarazo y muerte infantil.

 

Afortunadamente, todos estos resultados se pueden evitar si las personas reciben el tratamiento adecuado.

 

 

¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual?

 

Son enfermedades causadas por microorganismos transmitidos entre personas durante las relaciones sexuales.

 

La sífilis, la gonorrea y la clamidia son las infecciones bacterianas más comunes.

Un gran número de virus puede ser transmitido sexualmente, incluyendo herpes, simplex virus (HSV), virus del papiloma humano (HPV), VIH, hepatitis A, hepatitis B y hepatitis C.

 

 

 

 

¿Por qué motivos están aumentando las enfermedades de transmisión sexual?

 

  • No usar protección, como condones y protectores dentales, durante las relaciones sexuales. Aunque los condones pueden prevenir la transmisión de la mayoría de las ITS, muchas personas de todas las edades y géneros no los usan.

 

  • Recortes presupuestarios significativos para los programas locales y estatales de ITS en los últimos años. Esto ha llevado al cierre de las instalaciones y a menos sitios para la detección.

 

  • Cambiar las actitudes y el conocimiento sobre el VIH puede dar a algunas personas una falsa sensación de seguridad sobre el sexo sin protección.

 

  • Una nueva campaña de la Organización Mundial de la Salud (indetectable es igual a no transmisible), señala que es poco probable que el VIH sea transmitido por una persona con niveles indetectables del virus debido al tratamiento.

 

 

 

Debemos tomar conciencia

 

El aumento de nuevos casos de enfermedades de transmisión sexual no es un problema que desaparecerá por sí solo.

 

No solo tendremos que enfrentar los costos financieros de lidiar con casos no tratados, sino que el impacto a largo plazo, incluida la infertilidad, el embarazo ectópico, un mayor riesgo de contraer el VIH y el daño congénito, puede quedarse con nosotros en las generaciones venideras.

 

Usar condones durante las relaciones sexuales es clave. Pero también debemos normalizar las pruebas regulares de ITS (infecciones de transmisión sexual), especialmente si experimentas ardor, dolor o secreción genital.

 

Todas las mujeres menores de 25 años deben hacerse la prueba de clamidia y gonorrea una vez al año porque esas infecciones pueden ser asintomáticas.

Los médicos advierten a la población que no tengan miedo. «La mayoría de estas infecciones son tratables»

 

 

Tenemos que tomar conciencia y cuidarnos entre todos.

 

 

 

 

 

Imágenes: La sexta, El país.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *