¿Dientes y corazón se relacionan?

La conexión entre tu sonrisa y tu corazón

 

Es muy común que se relacione la salud de los dientes con posibles riesgos de enfermedades del corazón. Estudios recientes muestran que si tienes alguna enfermedad en las encías en una etapa moderada o avanzada, tienes un mayor riesgo de enfermedad cardíaca que alguien con encías sanas.

 

En segundo lugar, su salud bucal puede proporcionar a los médicos signos de advertencia para una variedad de enfermedades y afecciones, incluidas las del corazón.

 

 

¿Cómo se relacionan los dientes con la enfermedad cardíaca?

 

La salud oral y las enfermedades cardíacas están conectadas por la propagación de bacterias y otros gérmenes desde la boca a otras partes del cuerpo a través del torrente sanguíneo.

 

Cuando estas bacterias llegan al corazón, pueden adherirse a cualquier área dañada y causar inflamación y sangrado.
Este tipo de sangrado podría desencadenar una afección cardíaca rara pero grave llamada endocarditis. La endocarditis se desarrolla cuando las bacterias de las encías infectadas se propagan al revestimiento interno del corazón.

 

 

Los crecimientos bacterianos en el revestimiento interno de tu corazón pueden evitar que las válvulas de su corazón funcionen correctamente. Cuando sus válvulas no funcionan de manera eficiente, tienes un mayor riesgo de ataque cardíaco.

 

Otras enfermedades cardiovasculares, como la aterosclerosis (arterias obstruidas) y el accidente cerebrovascular también se han relacionado con la inflamación causada por bacterias orales.

 

 

Síntomas que existe algún problema en los dientes o encías

 

  • Las encías están rojas, inflamadas y adoloridas al tacto.

 

  • Con frecuencia tienes mal aliento o notas un mal sabor en la boca.

 

  • Las encías sangran cuando comes, te cepillas los dientes o utilizas hilo dental.

 

  • Algunos dientes están flojos o siente que se están alejando de los otros dientes.

 

 

Medidas de prevención

 

Una buena higiene bucal y realizarse exámenes dentales regulares, son la mejor manera de protegerse contra el desarrollo de la enfermedad de las encías y cualquier problema asociado al corazón.

 

Sí cuidas tu boca puedes protegerte de desarrollar una conexión entre la salud bucal y las enfermedades cardíacas.

 

Un nuevo estudio sugiere que cepillarse los dientes dos veces al día durante al menos dos minutos puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

 

Además de practicar una buena higiene bucal es importante informarle a tu médico o dentista sobre cualquier cambio en la salud qué puede afectar tu corazón. Incluidas las complicaciones cardíacas y sanguíneas o nuevos medicamentos que te hayan recetado.

 

Cuidar la salud es nuestro deber.

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Vivir mas y mejor, cliksalud.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *