Embarazo en el nuevo verano, los mejores consejos

Consejos para el embarazo en un verano diferente

 

 

El verano es una estación complicada para las embarazadas. El calor, sobre todo en el último trimestre, agrava las molestias propias de la gestación: la mujer se fatiga más y duerme peor, por lo general. Además, en esta estación en la que se cambian las rutinas con motivo de las vacaciones, no son pocas las futuras mamás que expresan su preocupación por los viajes largos, los vuelos en avión y también por la alimentación e higiene sanitaria de algunos sitios a los que van a acudir.

 

En este verano de 2020 a todos estos factores hay que añadir el gran factor, es decir, la covid19, que, tras un largo confinamiento vive en estos meses la aparición de rebrotes en España y fuera de nuestras fronteras.

 

La mujer embarazada no debe preocuparse más que el resto de la población al respecto, según los estudios que se vienen realizando en todo el mundo. Es pronto para llegar a conclusiones definitivas, porque no se sabe poco de este virus, pero hasta el momento nada indica que se tengan que tomar medidas de precaución extraordinarias por estar esperando un bebé.

Sobre las complicaciones que han surgido en las mujeres afectadas por la covid19 incluidas en estudios(diabetes gestacional, preeclampsia, rotura uterina hipertensión gestacional e hipotiroidismo) algunos participantes en el estudio sugieren que estos problemas tienen una incidencia similar en grupos de mujeres ajenas a la enfermedad.

 

Mi recomendación es mantener la distancia de seguridad, llevar mascarilla, usar el gel hidroalcohólico y guantes si fuera necesario.

 

Esto en cuanto al covid19. En cuanto a viajar, por supuesto, si hay que elegir un viaje en pleno estado de gestación, hagámoslo pensando que si hay un rebrote podamos ser atendidas sin problema de cualquier asunto relativo al embarazo. No recomiendo viajar, ni ahora ni nunca cuando se espera un bebé, a países en los que los recursos sanitarios son limitados y las posibilidades de enfermarse son más elevadas.

En estos lugares, las posibilidades de contraer un virus/bacteria gastrointestinal son muy altas. Para los adulto esto puede ser molesto pero difícilmente pone en peligro su vida. En un lactante, si hablamos de viajar con el recién nacido, la fiebre y la diarrea puede deshidratarle muy rápidamente y esto puede ser peligrosísimo, hasta letal.

 

No desaconsejo, en cambio viajar por España o la Unión Europea, sin quitar la vista del mapa de contagios, eso sí.

 

 

 

Deporte, como siempre, depende del trimestre, pero cuidado si has estado inactiva del todo durante el confinamiento y ahora quieres recuperar el tiempo perdido. Ve con calma y precaución si realizas ejercicio aerodinámico, como correr.

 

Y, por último, la alimentación, algo que os preocupa. La mujer embarazada debe cuidarse como siempre. Es decir, seguir las pautas de vuestro ginecólogo, tanto en relación a la ganancia de peso como a la restricción de ciertos alimentos que puedan influir en la diabetes gestacional, la hipertensión u otros factores que ya de por sí se controlan durante los nueve meses.

 

Es importante la higiene al lavar frutas y verduras y las precauciones de congelación para consumir algunos productos frescos, carnes y pescados. Los primeros, como la carne roja, por riesgo de contraer el toxoplasma, y el segundo por el anisakis.

 

 

Cuidaos y pasad buen verano.

 

 

Fulvia Mancini es directora médica de Clínicas EVA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest, clínicas EVA.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *