Salud mental: ¿Cómo influye la alimentación?

 

Cómo influye la alimentación en la salud mental

 

 

Varias investigaciones realizadas sugieren que lo que comemos puede afectar no solo nuestra salud física, sino también nuestra salud mental y bienestar.

 

 

Un estudio reciente dio como resultado que una dieta de estilo mediterráneo (una dieta rica en verduras, frutas, legumbres, nueces, frijoles, cereales, granos, pescado y grasas insaturadas como el aceite de oliva) complementada con aceite de pescado, condujo a una reducción de la depresión entre los participantes. Algo que se mantuvo seis meses después del estudio.

 

 

Salud mental y alimentos según estudios científicos

 

 

 

 

Una dieta pobre en nutrientes empeora el estado de ánimo y puede surgir la ansiedad y la depresión. Los investigadores encontraron que hay algunas áreas donde este vínculo entre la dieta y la salud mental está firmemente establecido.

 

 

Por ejemplo: una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos (una dieta cetogénica) para ayudar a los niños con epilepsia y el efecto de la deficiencia de vitamina B12 causa fatiga, mala memoria y depresión.

 

 

  • Comer alimentos saludables promueve el crecimiento de bacterias «buenas», lo que a su vez afecta positivamente la producción de neurotransmisores.

 

  • Una dieta constante de comida chatarra, puede causar inflamación que dificulta la producción de los mismos.

 

  • Cuando la producción de neurotransmisores está en buena forma, el cerebro recibe mensajes positivos y se ve reflejado en las emociones. Pero cuando la producción sale mal, también afectará tu estado de ánimo.

 

  • El azúcar, en particular, se considera uno de los principales culpables de la inflamación, además de alimentar a las bacterias «malas» en el tracto gastrointestinal.

 

¿Qué debe incluir una dieta saludable y equilibrada?

 

  • Frutas y vegetales
  • Granos enteros
  • Lácteos bajos en grasa
  • Proteína magra
  • Cantidades limitadas de sodio, grasas saturadas y azúcar agregada.

 

En general, gran parte de la investigación actual muestra que la nutrición es importante en la salud mental. Una dieta saludable podría ser tan importante para la salud mental como lo es para la salud física.

 

 

También puedes intentar hacer pequeños intercambios de alimentos saludables, como cambiar el arroz blanco, la pasta y el pan por versiones integrales.

 

 

Esto ayuda a aumentar la buena fibra en tu cuerpo, ayuda a la digestión. Y en lugar de una bolsa de papas fritas, elije una ensalada acompañada de nueces, semillas y vegetales coloridos para darle más sabor.

 

 

Pueden pasar días o semanas antes de que comiences a sentir los efectos que aumenta el estado de ánimo por una mejor alimentación.

 

 

Pero, ten en cuenta que una alimentación saludable junto con ejercicio físico regular logrará que tengas una mejor calidad de vida y una excelente salud.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: OKdiario, Caras y caretas.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *