Productos de farmacia para niños, ideales para el verano

 

 

Los productos de farmacia que conviene tener a mano para los más pequeños de la casa

 

 

En los meses de verano la piel de los niños está más expuesta y por lo tanto puede sufrir pequeñas molestias como una quemadura, si no se protege adecuadamente del sol, picaduras de mosquitosroces e irritaciones por el calor o incluso heridas por caídas accidentales.

 

 

La farmacéutica Rocío Escalante, titular de Arbosana Farmacia, nos cuenta qué productos de farmacia conviene preparar para proteger la piel de los más pequeños. 

 

 

 

 

Solares infantiles

 

La piel tiene memoria, así que una quemadura en la infancia puede convertirse en cáncer en la edad adulta. Por eso, la protección solar es innegociable para los más pequeños. Hasta los 3 años deberíamos evitar exponerlos directamente al sol. A todas las edades, hay que evitar las horas centrales del día (de 11 a 16 h), protegerlos con ropa, gorras y cremas específicas para niños.

 

 

La fotoprotección infantil ha sido sometida a test para garantizar su seguridad, está formulada con activos para pieles sensibles, ya que es más frecuente que sufran dermatitis y otros problemas. Conviene elegir la protección más alta, SPF 50+. Además, hay que reaplicar la crema cada dos horas y siempre después del baño. Y no hay que olvidar de protegerlos cuando van al parque, a jugar a fútbol o de paseo.

 

 

Repelentes de mosquitos

 

Los bebés y los niños suelen ser presas habituales de los mosquitos, así que debemos proteger su piel, para evitar las molestias de los picores. Puedes elegir entre repelentes químicos, asegurándote de que son específicos para niños y bebés (en menores de dos años es mejor utilizar otros métodos no químicos), repelentes con aceites esenciales y plantas (citronela, eucalipto, cedro) y pulseras específicas para los niños. En casa se pueden usar mosquiteras, antimosquitos eléctricos y sprays ambientales con aceites esenciales.

 

 

Productos para las rozadoras y las irritaciones

 

El calor y la humedad del sudor hacen que la piel de los niños sufra en verano irritaciones y rozaduras. Y eso sin contar que en los bebés que llevan pañal, las irritaciones por la orina también son más habituales. Así que otro producto de farmacia para los niños que no pueden faltar en verano son las cremas y pomadas para aliviar las irritaciones.

 

 

Tiritas

 

Las caídas son más frecuentes en verano, al estar más tiempo en el exterior y también tienen mayores consecuencias porque los pequeños suelen llevar las piernas descubiertas. Así que las tiritas son uno de los productos que no pueden faltar en tu botiquín si tienes niños.

 

 

 

 

 

Imágenes: joannagoddard.blogspot.com.

 

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *