Qué hacer con las primeras arrugas en la piel

 

 

Cómo actuar con la aparición de las primeras arrugas en la piel

 

 

La aparición de arrugas en la piel es un hecho inevitable. Aunque para muchas personas pueda parecer algo terrible, lo cierto es que podemos hacer algunas cosas para retardar su aparición o, al menos, disimularlas. Para hacerlo, es esencial garantizar nuestra hidratación, tanto por dentro como por fuera, y que evitemos las tensiones faciales.

 

 

Las primeras arrugas pueden aparecer en cualquier momento, por lo que debemos estar listos para afrontar esta situación y tener a nuestro alcance todo lo necesario para contrarrestarlas.

 

 

De hecho, algunas arrugas pueden aparecer a temprana edad, incluso alrededor de los 20 años. No obstante, otras personas alcanzan la edad madura sin tener una sola arruga. La genética juega un papel importante en algunos casos.

 

 

Sin embargo, no todo depende de la genética. Hay otros factores que influyen de manera decisiva en su aparición. Entre ellos tenemos los hábitos diarios, la alimentación, el estrés, el uso de ciertos cosméticos, etc. Las primeras arrugas, aunque todavía recientes, pueden eliminarse con facilidad si actuamos con rapidez. Para ello debemos:

 

 

 

 

 

 

Evitar la tensión facial

 

 

Ciertas arrugas prematuras aparecen como resultado de la tensión facial o la tendencia a hacer determinados gestos de forma continua, como levantar las cejas. Una forma sencilla de evitar estas arrugas consiste en dedicar algunos segundos varias veces al día a hacer muecas y gestos de forma exagerada. De este modo, se relajará toda la musculatura facial.

 

 

 

Hidratar la piel

 

 

Las cremas hidratantes faciales son imprescindibles, sobre todo si nuestra dermis es seca. Entre todos los tipos, hay una que está hecha para afrontar las primeras arrugas en el rostro.

 

 

La DD cream disimula las primeras líneas de expresión y arrugas, puesto que cuenta con activos para combatir el envejecimiento. Si a ello le sumamos una mascarilla facial con ingredientes naturales cada semana, los resultados serán mucho mejores. Beber suficiente agua también contribuye a la hidratación.

 

 

 

Eliminar las células muertas

 

 

Realizar una exfoliación semanal es imprescindible para evitar arrugas y mejorar la firmeza y el color de la piel. Para ello, podemos usar ingredientes como el bicarbonato de sodio, el azúcar, la sal o el café. En caso de tener una piel muy seca o delicada, podemos realizar la exfoliación cada 10 días o más.

 

 

 

No olvidar desmaquillarse

 

 

Eliminar el maquillaje cada noche de forma correcta es importante para el cuidado de la piel. Es necesario hacerlo con productos naturales para evitar su maltrato. Una forma sencilla y práctica de hacerlo es con una toalla humedecida en agua caliente y con aceite de almendra.

 

Evitar el estrés y dormir bien

 

 

El estrés daña nuestra salud mental y nuestra piel. Por ello, es fundamental tener una buena calidad de vida y, sobre todo, un buen descanso nocturno. Más allá del número de horas, es importante tener un sueño de calidad.

 

 

 

 

 

Imágenes: mujerde10.com.

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *