Mascarillas reutilizables, la alternativa más sostenible

 

 

Una mascarilla de tejido, que podrás reutilizar mediante un simple lavado

Las mascarillas son ya obligatorias para los mayores de 6 años, como medida de protección frente a la pandemia de la Covid-19.

 

 

Pensando en el impacto medioambiental que tienen las mascarillas desechables (cuyo uso no se recomienda, en líneas generales, más allá de las 4 horas), la opción más sostenible la ofrecen las mascarillas confeccionadas con tejido que se pueden reutilizar mediante un simple lavado.

 

 

Sin embargo, no todas las mascarillas de tejido protegen de igual manera. La máscara IDAWEN ha sido confeccionada en España con dos tipos de tejidos técnicos y elásticos que permiten un total ajuste al rostro: neopreno ultralight de 2 mm de espesor y rejilla 3D de poliéster y punto elástico, que podrás reutilizar tantas veces como quieras, ya que se pueden lavar a 60 ºC.

 

 

 

Para aumentar la protección frente al coronavirus, la máscara IDAWEN incorpora un filtro de protección antibacteriana confeccionado con Lyocell, un material sostenible con el Certificado Oeko-Tex Standard 100, que absorbe la humedad y es ultrasuave, apto incluso para personas con gran sensibilidad cutánea.

 

 

Este filtro, que ofrece un 98,91% de protección antibacteriana (BFE), cumple con la regulación de la Asociación Española de Normalización UNE0065: 2020. Además, es reutilizable y mantiene sus propiedades de protección y confort después de 5 lavados a 60 º C.

 

 

El índice de respirabilidad del filtro Lyocell® es de 28 PA/Cm2, mejorando mucho al establecido por la UNE de 60 PA/Cm2, ofreciendo así mayor comodidad para el usuario.

 

 

 

¿Qué es el Lyocell? 

El Lyocell o tencel es un tejido sostenible hecho a partir de la celulosa o pulpa de la madera (obtenida de árboles como el eucalipto, el roble y el abedul, procedentes de bosques gestionados de forma sostenible), mediante un avanzado proceso de hilado con disolvente.

 

 

Se trata de un proceso totalmente ecológico, en el que se reutilizan la totalidad de los disolventes (de origen orgánico).

 

 

Las ventajas del Lyocell son diversas: es un tejido biodegradable, tiene un tacto suave y agradable, que no produce irritaciones ni alergias, actúa regulando la temperatura corporal, absorbe la humedad y se seca rápidamente, por eso es una opción excelente para el verano, es antibacteriano, ligero, resistente y aguanta temperaturas de hasta 60 ºC.

 

Una máscara cómoda y segura 

Por su diseño ergonómico, la pinza nasal, la posibilidad de elegir talla (S, M, L y XL), el cierre de velcro y los tejidos con los que se ha confeccionado, la máscara IDAWEN se ajusta perfectamente, impidiendo así tanto las fugas, como la posibilidad de que partículas del entorno exterior penetren.

 

 

Además, el ajuste perfecto resulta más cómodo, impidiendo que nos toquemos constantemente la mascarilla, algo que está contraindicado por las autoridades sanitarias.

 

 

Las máscaras IDAWEN, disponibles en 5 diseños diferentes, se fabrican en España, con tejidos made in Spain y los filtros proceden de la UE. Se pueden adquirir en pre-reserva en su web. El envío se realizará entre el 15 y el 30 de junio.

 

 

 

 

 

 

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *