La ilustración erótica minimalista que triunfa en redes

 

 

El nuevo referente internacional de la ilustración erótica llega a España

 

 

Cincuenta historias íntimas, vividas y escritas por cincuenta hombres y mujeres de todo el mundo. Ilustradas por el autor del proyecto erótico-artístico Petites Luxures, cuyo estilo minimalista y trazo incompleto para abordar escenas sexuales ha cautivado a todos.

 

 

Algunos de estos relatos suscitan una sonrisa y otros sin duda llevarán a cada cual de regreso a su propia experiencia. Un libro que invita a dejar volar la imaginación y a transitar los excitantes senderos del placer.

 

 

Simon Frankart es el ilustrador que se esconde detrás del pseudónimo Petites Luxures. Como un Banksy del erotismo, Frankart defiende su visión liberadora y visceral del sexo con unas imágenes delicadas y, a la vez, provocadoras. Cuenta con más de un millón de seguidores en sus redes sociales.

 

 

Sus ilustraciones son elegantes y delicadas, todas ellas inéditas. Un libro especial, con acabado en cartoné y tela, diseñado como un objeto para regalar (o autoregalarse).

 

 

 

 

 

Un proyecto de ilustración erótica minimalista

 

Lo sutil puede ser mucho más sugerente que lo evidente. Prueba de ello son las exitosas ilustraciones de “Petites Luxures”, un ilustrador francés que ya cuenta con más de un millón de seguidores que esperan con ganas cada día sus provocadoras imágenes.

 

 

Sus delicadas ilustraciones hechas en tinta proponen una liberadora mirada sobre la sexualidad con mucha delicadeza y un toque de provocación. Lo erótico se cuela casi sin querer en escenarios cotidianos como la piscina, el baño e incluso la naturaleza.

 

 

 

 

En sus escenas encontramos amantes invisibles, orgasmos silenciosos… se trata de ilustraciones cuyos protagonistas son anónimos, por lo que todos podemos fantasear con ser quienes aparecen en esos trazos (o desearlo). El minimalismo es la clave de su éxito.

 

 

Lo explícito se echa a un lado para dejar paso a la insinuación a través de dibujos incompletos que dejan volar la imaginación.

 

 

Nuestro cerebro, al tener que completar esas líneas, se incluye en la escena, dando lugar a una experiencia muy excitante y haciendo al espectador partícipe de lo que está pasando. Un universo en el que sexo e ingenio se dan la mano.

 

 

Para este libro el artista pidió a sus lectores de todo el mundo que le escribieran contándole una historia, un recuerdo travieso. Recibió más de 1500 mensajes. Se han seleccionado 50 de estos fragmentos íntimos, ilustrados de manera inédita por el autor.

 

 

Un contenido 100% inédito y original. Un libro que invita a no dejar nunca de amar y divertirse en la cama… ¡o en cualquier otro sitio!

 

 

 

 

 

 

 

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *