¿Con la primavera aumenta el deseo sexual?

 

 

¿Aumenta el deseo sexual en primavera?

 

 

Existen estudios que han hallado algunas pistas y al parecer en primavera el deseo sexual aumenta, y la clave estaría en la luz del sol. En esta estación los días son más largos que las noches, estamos más expuestos a la luz natural y el cuerpo produce mayor cantidad de vitamina D.

 

 

Esta vitamina además de ser imprescindible para absorber el calcio y fortalecer los tejidos óseos, está asociada con la presencia de testosterona en la sangre.

 

 

Estudios realizados en Austria a 2.299 hombres, comprobó que los niveles más altos de vitamina D en la sangre coincidían con los de testosterona, hormonas sexuales masculinas; pero también está presente y desempeña un papel importante en las mujeres.

 

 

Ese es uno de los motivos por los cuales la libido aumenta cuando el sol brilla más tiempo en el cielo, después de los meses de invierno.

 

 

Factores que influyen en el aumento del deseo sexual en la primavera

 

Dieta

 

En la primavera la alimentación cambia, llegan las frutas de temporada algunas con componentes afrodisíacos como las fresas, que afectan las glándulas endocrinas e impulsa la actividad sexual.

 

 

 

Química sexual

 

La temperatura más alta magnífica los olores, un sentido esencial en el universo sexual. Los aromas inciden sobre las feromonas, cuya función es atraer parejas compatibles.

 

Vitamina D

 

Al estar al aire libre más tiempo generamos más cantidades de esta vitamina, lo cual es clave para liberar la libido sexual tanto en hombres como en mujeres.

 

Disminuye el estrés

 

La presencia del sol influye en nuestro organismo para que se produzca más secreción de endorfinas que reducen el estrés, y aumentan el deseo sexual.

 

Vestimenta

 

Como las temperaturas no son tan bajas comenzamos a usar menos ropa y partes del cuerpo que durante los meses de invierno permanecían ocultas, en primavera quedan a la vista o al menos sugieren sus formas.

 

Importante

 

Muchos aluden razones evolutivas para la explicación ya que la tarea de sobrevivir a los a las frías temperaturas del invierno era mucho más difícil para nuestros antepasados si no tenían pareja.

 

 

Por lo tanto, de acuerdo con esa hipótesis se adaptaron mejor los individuos que a partir de primavera encontraban a alguien con quien estar. Entonces, la fiebre de primavera no sería algo novedoso, sino que tendría muchos milenios de historia.

 

 

Todos estos factores están relacionados para que la primavera sea una época que altera la sangre. Todo consiste en la etapa emocional en la que nos encontremos, no existe una sola causa que active o aumente el deseo sexual; sino como estemos con el estrés, la rutina, la autoestima, la pareja etc.

 

 

¡Pero convengamos que mejora el ánimo, por eso nos predispone al romance!

 

 

 

 

 

Imágenes: Muy interesante, Vanidades.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *