Relajantes musculares naturales: ¿Los conoces?

 

 

¿Conoces los relajante musculares naturales?

 

 

Los relajantes musculares de origen natural son ideales para las dolencias que surgen de un esfuerzo físico muy grande, un mal movimiento, una mala postura, o exigir a los músculos con demasiado ejercicio.

 

 

Relajantes musculares que venden en la farmacia son medicamentos que se emplean para combatir la tensión muscular. Los lugares más afectados son como: espalda, cuello, caderas, pero tienen efectos secundarios en el organismo.

 

 

Hay una gran variedad que son de origen natural. Brindan un efecto similar, pero no son sustitutos de los medicamentos.  Su efecto tiende a ser moderado, pero no tienen efectos secundarios.

 

 

Relajantes musculares naturales

 

 

Son recomendados para tratar las contracturas musculares aliviar el dolor y desinflamar la zona.

 

Valeriana

 

Es una de las plantas más utilizadas para los casos de estrés por su gran capacidad relajante y antiespasmódica. Tienes que tomar de 300 a 900 mg de extracto seco de la raíz repartido en 1 a 3 tomas diarias.

 

También puedes consumir 2 tazas de infusión de valeriana al día, o frotar aceite de valeriana sobre la zona dolorida.

 

 

Manzanilla

 

Es muy conocida por sus propiedades digestivas, además es una solución natural que reduce el dolor y la inflamación muscular.

 

Pimienta de cayena

 

Es una gran solución para aliviar los dolores musculares. Contiene una sustancia activa llamada capsaicina que brinda efectos antiinflamatorios y analgésicos de acuerdo un estudio publicado en el Paint and Therapy.

 

 

Se puede incorporar pequeñas cantidades en tus batidos e infusiones. Además, el aceite de pimienta de cayena es ideal para masajear los músculos cansados.

 

Romero

 

Es otra planta muy usada en la gastronomía, tiene propiedades muy beneficiosas para aliviar dolencias respiratorias, problemas digestivos y musculares. El aceite de romero es esencial para la relajación muscular, también para aliviar los calambres producidos por la menstruación y otros espasmos.

 

Importante

 

  • El dolor de espalda, en las cervicales y en las lumbares está relacionado con el estrés y factores psicológicos y emocionales son la principal influencia.

 

  • Por eso es imprescindible realizar actividades para bajar el nivel de estrés, además tener una buena alimentación con los hidratos de carbono y las proteínas necesarias para la recuperación de los músculos.

 

  • El agua es muy importante para aliviar la tensión muscular. Recordemos que un 80% del músculo es agua, por lo tanto, necesitamos un litro por cada 25 kilos de peso en hombres, y por cada 30 kilos de peso en mujeres.

 

  • Recurrir a relajantes musculares para aliviar esas dolencias es muy beneficioso, pero si el dolor es muy severo es mejor consultar a un especialista.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: HSNstore, misremedios.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *