Por qué es importante que Dakota Johnson hable de su depresión

 

 

La importancia que Dakota Johnson hable sobe la depresión que padece

 

 

En el universo celebrity definitivamente no es oro todo lo que reluce. Sí, vemos cómo las famosas y los famosos pisan con fuerza las alfombras rojas, están encantados en los estrenos de cine, sobre los escenarios, en sus fotos de Instagram… Pero como todo hijo de vecino también sufren. Por eso es necesario y es importante que se abran sobre los problemas, que pongan sobre la mesa el asunto de las enfermedades mentales y cómo se lucha contra ellas. En este caso nos referimos a Dakota Johnson, que acaba de confesar que sufre depresión desde los catorce años.

 

 

La hija de Don Johnson y Melanie Griffith es actriz, y ha tenido un gran éxito interpretando a Anastasia Steele en la saga ’50 sombras de Grey’. Además, comparte su vida con el vocalista de Coldplay, Chris Martin, a su vez exmarido de Gwyneth Paltrow. Pero estar rodeada de lujo y de éxito no te exime de poder sufrir una enfermedad mental, y como tenemos en cuenta que no sólo ahora está en estas circunstancias, sino que ha tenido una infancia y adolescencia privilegiada. Sin embargo, eso no le exime de ser una persona.

 

 

 

 

 

 

Por eso es tan importante que personas como Dakota se abran acerca de estas luchas mentales. También ha comentado que aunque esto le viene desde que era muy joven, ha tenido ayuda de profesionales en la que apoyarse para no caer en un pozo más hondo. Además ha comentado que la terapia le sirve para poder «purgar pensamientos y emociones», y así no trasladarlas en otras personas.

 

 

No es la primera vez que habla sobre el tema, ya que hace unos cinco años, con todo el boom de 50 sombras, confesó haber sufrido ataques de pánico y problemas con ansiedad. Sin embargo, su discurso es optimista y lo que quiere es apoyar a los demás para que salgan de la situación.

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest, iamandco.com.

 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *