El resveratrol: agente “antiaging” y protector celular

 

 

 

Las propiedades del resveratrol como agente «antiaging» y protector celular

 

 

 

La esperanza de vida de los españoles es una de las mayores de Europa, junto a la de los italianos. En concreto, y según datos de la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad (SEMAL), la de las mujeres se sitúa en los 85,6, mientras que en los hombres en los 80,3. Además de la edad, el envejecimiento está directamente relacionado con la genética y con los hábitos de vida.

 

 

El resveratrol como agente antienvejecimiento

 

Los complementos antiaging o antienvejecimiento tiene cada vez más importancia no solo para vivir cada vez más tiempo sino para hacerlo de una manera más saludable. Y para ello, entran en juego muchas disciplinas entre las que podemos destacar la prevención, higiene de vida, la dieta y los hábitos saludables, en general.

 

 

Como parte importante de los mecanismos “antiaging” tenemos que volver la vista hacia la naturaleza ya que los vegetales son unos expertos en luchar frente a las adversidades y por ello muchos de ellos encierran principios activos con propiedades interesantes para frenar el paso del tiempo. Así, el slogan de Arkopharma “La inteligencia de la naturaleza al servicio de la salud” no podría tener mejor demostración.

 

Entre todos los ingredientes que contienen las plantas medicinales, ponemos el foco hoy en el resveratrol, presente en cantidades importantes en la semilla y piel de la uva. Algunos alimentos son muy ricos en resveratrol. En concreto, el vino, dependiendo del tipo de uva, contiene entre 1,7 y 6,25 miligramos por litro.

 

 

 

 

 

 

Pertenece al grupo de los estilbenos, hidrocarburos aromáticos, cuyo nombre proviene de la palabra griega “στιλβοσ” (stilbos), que significa “brillante”, debido a que emiten fluorescencia de color azul intenso cuando se exponen a luz ultravioleta. Su estructura química se corresponde con los polifenoles que existen de forma natural en 25 familias diferentes de plantas y también en una briofita y una esponja. Su presencia en las plantas está relacionada con las condiciones de estrés de los vegetales (frío intenso, radiación ultravioleta, heridas en el tejido, estrés osmótico, presencia de fungicidas, sales de metales pesados, enzimas, antibióticos, iones metálicos o infecciones).

 

 

Tras numerosos estudios se ha podido comprobar que los mecanismos implicados en los fenómenos antienvejecimiento del hombre están mediados por una variedad de enzimas llamadas sirtuínas.

 

 

Son las encargadas de regular los procesos metabólicos retrasando el envejecimiento y contribuyendo a la prevención de enfermedades como la obesidad, la diabetes y la patología cardiovascular. En concreto, las sirtuínas interaccionan con el ADN de nuestras células, reduciendo su metabolismo y prolongando su ciclo vital.

 

 

Estos descubrimientos han aumentado el interés por conocer cómo activarlas y se ha podido comprobar que una alimentación baja en calorías afecta directamente a estas proteínas provocando su activación. Además, diversos estudios han probado que sustancias como el resveratrol, ejercen su activación de forma similar a los efectos de la dieta hipocalórica.

 

 

Otras propiedades del resveratrol

 

El resveratrol es ampliamente conocido por su positivo efecto cardioprotector y se han sugerido numerosos mecanismos de acción, basados en estudios in vitro y en animales.

 

 

Además, hoy se sabe mucho más del resveratrol y su efecto beneficioso para la piel ha sido objeto de estudio. Un trabajo recientemente publicado ha mostrado que el resveratrol tiene múltiples beneficios para varios sistemas / órganos, incluida la piel. En concreto, destaca su estímulo para inhibir la proliferación de queratinocitos y la inflamación cutánea. Además, potencia la protección frente a los rayos, retrasa el envejecimiento e inhibe la melanogénesis.

 

 

Otro reciente estudio, publicado hace pocos días, ha puesto además de manifiesto que los compuestos a base de estilbenos en general y de resveratrol, en particular, podrían ser prometedores candidatos para el desarrollo de fármacos frente al Covid19. Estos hallazgos resultan esperanzadores y requieren más pruebas in vitro in vivo para mostrar su acción bloqueando las proteínas del virus.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: lavidalucida.com, healtway.com, ferreronicolavicoequense.it.

Autor: Júlia Gonzalvez Ferrer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *